El Comercio

La vacunación de la gripe se inicia con la intención de llegar a 200.000 personas

La vacunación de la gripe se inicia hoy con la intención de llegar a 200.000 personas
  • Al igual que en años anteriores ésta campaña está dirigida a grupos con mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave asociada a la gripe mediante la aplicación gratuita y descentralizada de la vacuna antigripal en los puntos establecidos del Servicio de Salud

Arranca la batalla contra el virus de la gripe en Asturias. Los 191 puntos de la red sanitaria y otras instituciones repartidos por todos los municipios de la región ya están preparados, desde hoy -hasta el 31 de diciembre-, para que las 200.000 personas incluidas en los grupos de riesgo acudan a poner la vacuna de la gripe y evitar, así, complicaciones.

Al igual que en años anteriores ésta campaña está dirigida a grupos con mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave asociada a la gripe mediante la aplicación gratuita y descentralizada de la vacuna antigripal en los puntos establecidos del Servicio de Salud. Para ello es necesario llamar a su centro sanitario habitual y pedir cita previa. Así pues, la Dirección General de Salud Pública recomienda a los enfermos crónicos con problemas respiratorios o cardiovasculares de cualquier edad, incluyendo este año a quienes padecen obesidad mórbida o enfermedades que conllevan disfunciones cognitivas; niños y adolescentes con tratamientos prolongados con salicilatos (aspirina); mujeres embarazadas durante la temporada gripal; usuarios de instituciones de atención a enfermos crónicos o a personas de 65 años y más. Además, se aconseja a que aquellas personas que realicen atención domiciliaria de personas de alto riesgo, trabajen en servicios públicos esenciales o las que puedan estar en contacto con aves infectadas por gripe aviar pongan la vacuna.

Sanidad recuerda que debe administrarse todos los años ya que la inmunidad se va perdiendo durante el año siguiente a su aplicación. Y alude a la importancia de adoptar una serie de medidas higiénicas para evitar la transmisión del virus, tales como lavarse las manos con frecuencia; taparse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al estornudar o toser y no compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva y secreciones respiratorias.