El Comercio

Hallan muerto al vecino de Cabrales que desapareció el sábado

Agentes de la Guardia Civil, con el cuerpo del fallecido.
Agentes de la Guardia Civil, con el cuerpo del fallecido. / JUAN LLACA
  • El fallecido, de 89 años, cayó por un desnivel de cinco metros situado en un bosque de hayas a apenas 300 metros del pueblo donde residía

Minutos antes de las diez de la mañana, un grupo de voluntarios que colaboraba en las tareas de búsqueda del vecino de Canales de Cabrales desaparecido desde el sábado encontró su cadáver. El cuerpo del hombre de 89 años apareció en un bosque de hayas, en una zona conocida como La Batuda, entre las localidades de Canales y La Molina, a apenas 300 metros del primer pueblo, donde residía.

Fuentes de la Guardia Civil apuntaban ayer que el fallecido parecía haber caído por un desnivel de cinco metros de altura. Vecinos de Onís que colaboraron el domingo y ayer en la búsqueda del anciano comentaban que el cuerpo presentaba una herida en la cabeza y que, seguramente, «debió dar un mal paso y se despeñó». El cadáver ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia.

El fallecido, Juan González Borbolla, era muy conocido en la zona. Había sido pastor y hasta hace unos pocos años seguía subiendo con sus animales al puerto. En los últimos tiempos estaba afectado por la enfermedad de Alzheimer y una mujer se encargaba de atenderle. Era viudo y tenía dos hijos y nietos.

Los servicios de emergencias recibieron el aviso de su desaparición el sábado a las 17 horas y esa misma tarde comenzó su búsqueda. En el operativo de rastreo han participado agentes de la Guardia Civil, bomberos, el helicóptero y la unidad canina del SEPA, voluntarios de Protección Civil de los concejos de Llanes y Ribadesella y vecinos de los concejos de Cabrales y Onís.