El Comercio

vídeo

Una turista capta una imagen de la plaza Mayor gijonesa. / J. PAÑEDA

Asturias cierra el puente con ocupaciones del 80%

  • Gijón dobló las cifras de 2015 mientras el sector se prepara para romper de nuevo su techo de viajeros en noviembre, un mes antes de lo previsto

El turista '2 millones' volverá a Asturias este año. La cifra, que hasta el año pasado fue el eterno e inalcanzable techo turístico, será rebasada de nuevo en 2016. De hecho, ese viajero especial llegará este mismo mes. Porque de enero a septiembre, la región ya recibió 1.832.085 visitantes, y en octubre, el sector confía en superar las cifras del año pasado, cuando hoteles, casas rurales, campings y apartamentos rozaron los 160.000 clientes.

Si se repiten las cifras, en noviembre el sector turístico asturiano rebasará de nuevo su techo. Como antesala, lo ocurrido este puente. Los alojamientos cerraron esta escapada otoñal con una ocupación media del 80%. Muchos llegaron a colgar el cartel de completo.

«Para las casas rurales, la ocupación de estas últimas jornadas ha sido muy elevada», reconocía el presidente de la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur). El portavoz de medio millar de empresas especializadas en los alojamientos más autóctonos apuntó que «octubre ha sido un buen mes» y se mostró convencido de que el crecimiento continuará en diciembre. Cuando las fiestas del 6 y el 8, un martes y un jueves, permiten unas minivacaciones.

Llenos los cuatro estrellas

«Dependeremos mucho del tiempo, pero los bungalós seguro que llenan», apuntó el vicepresidente de Campings de Asturias, Tony Amieva, en referencia a esas próximas fechas. El gerente del camping de más capacidad de Asturias, el municipal de Deva, también realiza buen balance del último puente. «El buen tiempo animó, aunque, como es lógico, tuvimos poco viajero de camping, pero sí mucho de bungaló y cabaña». En su caso, el municipal gijonés llenó «con los participantes en una competición de rugby que hay, cada año, en Laboral Ciudad de la Cultura».

Un turista deportivo que el sector turístico siempre ha puesto como ejemplo del cliente que ayuda a desestacionalizar. «En diciembre estaremos en manos del tiempo. Lo ideal es contar con algún grupo deportivo o con alguna actividad que atraiga público», recalcó Amieva.

Porque, de momento, en Gijón el puente de diciembre «está un poco más flojo», explicó la hotelera Beatriz Cimadevilla. Ella coincide con la valoración realizada por Divertia, la empresa mixta que diseña las políticas turísticas y culturales de la ciudad. De acuerdo a sus cifras, «casi se doblaron las cifras del puente de 2015». En aquel momento, la hotelería gijonesa estuvo al 40% de ocupación. «La media de este año roza el 80%». Este crecimiento tiene como punta de lanza los hoteles de cuatro estrellas. «Si en años anteriores la ocupación rozaba el 35%, este año han superado el 73%».

Diciembre, al 30%

Unos datos que todos quieren clonar en los primeros diez días de diciembre. Aunque, por el momento Cimadevilla apunta una clara división «en fines de semana. Parece que hay demanda para ellos, pero, de momento, los festivos entre semana no dan juego. Hay que esperar».

La principal central de reservas, Booking, le da la razón. Por ahora, Asturias es la región de toda la cornisa cantábrica con más demanda para el primer fin de semana de diciembre, con un 36% de reservas. Para el segundo fin de semana también mantiene liderazgo, con un 30% de ocupación. Los precios, en estos momentos, son sensiblemente más bajos que en meses anteriores. Para que el turista '2 millones' venga con amigos.