El Comercio

Jesús Casas.
Jesús Casas. / J. DÍAZ

Desarrollo Rural buscará la manera de certificar el origen de la leche autóctona

  • «Si hay que poner en marcha otros mecanismos, se encontrarán», asegura el director general de Agroalimentación

El gran peso que tiene el sector lácteo en Asturias obliga a tomar decisiones «con prudencia». Así lo aseguró ayer el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, en referencia a la posible implantación de un certificado de calidad de la leche autóctona. «Estamos encantados de que los ganaderos quieran renovar el sector», apuntó acerca de las peticiones expresadas por colectivos de productores en este sentido. No obstante, destacó la importancia de estudiar a fondo las diferentes opciones que existen.

«Ahora hay varias posibilidades, como la marca de calidad 'Alimentos del Paraíso Natural', que asegura que el origen de esos productos es asturiano», explicó Casas. Así, indicó que es necesario analizar «la cara A y B» de cada distinción. «No sé si es más idóneo extender 'Alimentos del Paraíso Natural'; establecer una Denominación de Origen Protegida (DOP), que es más complicado; una Indicación Geográfica Protegida (IGP) o un sello de calidad para la leche con carácter genérico», repasó.

Consenso de las partes

En todo caso, aseveró, «cualquier reconocimiento del producto está bien». Lo esencial ahora, a juicio de la consejería, es encontrar el mecanismo que mejor encaje. «Si hay que poner en marcha otros, se encontrarán», confirmó Casas, puesto que la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales está dispuesta a «avanzar en otros reconocimientos» que certifiquen la calidad de los productos asturianos. Además, el director de Agroalimentación insistió en que es irrenunciable alcanzar el consenso de todas las partes para decidir cuál es la fórmula más apropiada para destacar el origen y, por tanto, la buena calidad de la leche autóctona.

Un producto «muy valioso y delicado», en palabras de Casas. Varios colectivos ganaderos señalaron que ya se habían reunido, dos años atrás, con responsables de la consejería para solicitar una distinción de calidad para la leche. Pero el asunto quedó aparcado por la grave crisis que azotó al sector hace año y medio debido a la eliminación de las cuotas lácteas.

«Con lógica y prudencia»

«Cualquier otro elemento que no fuera la supervivencia diaria (de las explotaciones) no lo teníamos delante de los ojos», aclaró. Pero la recuperación detectada en los últimos meses permite acometer «asuntos que no estaban sobre la mesa». Aunque los ganaderos asturianos reciben «precios de los más altos de España», la consejería ve con buenos ojos cualquier iniciativa encaminada a potenciar este producto, que supone el grueso del volumen de negocio del sector agroalimentario. Sin embargo, Casas hizo un llamamiento a emprender esta iniciativa «con lógica y prudencia», puesto que considera esencial saber «qué se asume» con la implantación de cada sello o marca de calidad.