El Comercio

Europa admite la denuncia por los daños de las obras en Campomanes

  • La asociación de vecinos espera que la Comisión resuelva en el plazo de un año las reclamaciones realizadas con otras entidades de León

La Unión Europea ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por los vecinos de Campomanes por los daños que han ocasionado los muchos años de obra de la variante ferroviaria de Pajares. Así lo asegura la agrupación vecinal, quien señala que, una vez que las instancias comunitarias han comunicado esta decisión, se espera que haya resolución en el plazo de un año. La asociación de esta población lenense presentó esta queja el pasado mes de mayo, junto con la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, la asociación Lacerta y las pedanías del valle de La Tercia y Arbás (León).

En las reclamaciones se destacan, sobre todo, las afecciones a los acuíferos subterráneos y el trasvase de agua de la cuenca del Bernesga a la vía fluvial asturiana del Huerna. La denuncia sostiene que gran parte de las obras habrían carecido de una evaluación de impacto ambiental adecuada o no la tuvieron, por lo que las obras serían ilegales y ponen en peligro el futuro ambiental y económico de toda la zona al no haber adoptado las medidas correctoras y compensatorias.

Los vecinos afectados por las obras de los túneles de Pajares reclaman la puesta en marcha de «un proyecto integral» de restauración que permita establecer medidas correctoras y compensatorias para garantizar «un futuro económico y ambiental» en esos territorios.

También el Consistorio

El Ayuntamiento de Lena se sumó después, en julio, a la demanda contra el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). El abogado leonés Carlos González Antón, quien lleva el caso en su conjunto, apuntó que además de los daños sufridos en los acuíferos, hay también desperfectos en caminos, carreteras e incluso viviendas. El letrado, que es también secretario general de la Federación de Entidades Locales Menores, explicó que al menos se han infringido tres directivas europeas: la de hábitat, la de evaluación de impacto ambiental y la directiva del marco del agua. Aseguró que supone una flagrante violación del derecho comunitario en una zona que cuenta con la mayor protección ambiental europea como es la Red Natura 2000.

Los vecinos de Campomanes, con esta reclamación, esperan que se arreglen los desperfectos que sufre el pueblo. El Consistorio lenense cuenta un amplio informe en el que se han recogido los diferentes daños que el concejo ha sufrido por las obras de los túneles de la alta velocidad ferroviaria. La asociación de vecinos de Campomanes ya cuantificó que en Asturias son unas 11.000 personas las que se ven afectadas por los problemas ocasionados por la variante, y se recordó que llegaron a transitar por la localidad lenense unos 800 camiones al día de 25 toneladas.