El Comercio

El Principado pide al nuevo Gobierno que aborde los problemas «con rigor y sin mentiras»

Guillermo Martínez.

Guillermo Martínez. / EFE

  • «No nos preocupan tanto los nombres como que se atiendan los problemas de Asturias con seriedad y sin retrasos, como desgraciadamente ha sucedido hasta ahora», asegura Guillermo Martínez

El portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, ha asegurado hoy que lo importante para Asturias no son las personas que formen parte de Gabinete de Mariano Rajoy, si no que el Gobierno afronte esta legislatura los problemas del Principado "con rigor, seriedad y sin mentiras".

Martínez se ha pronunciado en estos términos en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, pocas horas antes de que el presidente de a conocer los nombres de los ministros que le acompañarán en su segunda legislatura. "Al Gobierno de Asturias no le preocupan tanto los nombres como que se atiendan los problemas de Asturias con seriedad, rigor y sin mentiras ni retrasos, como desgraciadamente ha sucedido hasta ahora", ha subrayado.

Según Martínez, Rajoy "tiene muchas deudas pendientes con Asturias y entre ellas, ha señalado que la más escandalosa es la puesta en marcha de la variante ferroviaria de Pajares, que ha sufrido una sucesión de retrasos y mentiras".

Martínez también ha reclamado una rectificación de la política minera, que puede acabar con toda las explotaciones privadas, y de la política energética, por ser gravosa para empresas de alto consumo eléctrico, como es el caso de Alcoa.

El consejero de Presidencia también se referido a la necesidad de que el Gobierno atienda a la singularidad de las explotaciones ganaderas y agrícolas de Asturias,y a que se culmine la Autovía del Suroccidente, se mejore la red ferroviaria de cercanías y se mejore la financiación autonómica.

Todas estas cuestiones forman, según Martínez, "parte del catálogo de urgencias que el próximo Gobierno debe abordar para afrontar los problemas de Asturias".

En su opinión, no pueden suponer "una sorpresa para nadie" y, además de plantearse al Gobierno, van a ser objeto de acciones por parte del PSOE en las Cortes.