El Comercio

La fiscalía denuncia indicios de tres delitos en los contratos de Sogepsa

  • Basa parte de su escrito en los datos que la Sindicatura reprochó hace cinco años sin que el Tribunal de Cuentas abriera diligencias

Tras seis meses de investigación la fiscal especial en asuntos de corrupción, Esperanza González Avella, acaba de denunciar en el juzgado de guardia de Oviedo la existencia de indicios de irregularidad en cuatro contratos celebrados por la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo S.A. (Sogepsa) en 2007. La fiscal aprecia indicios de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude en los encargos para dotarse de un nuevo sistema informático y lograr que un funcionario del Principado diera un curso de formación a los empleados.

Esta última anomalía ya fue reprochada por la Sindicatura de Cuentas en el informe que aprobó en 2011 tras chequear a la empresa. Los auditores no encontraron justificado que se eligiera de forma directa a J. M. C., un funcionario cuyo conocimiento de la materia le hizo luego director general. Consideraron además que los 90.000 euros abonados eran excesivos, que el designado cobraba un plus de incompatibilidad que le impedía asumir la tarea y que, con la documentación obtenida, le era imposible confirmar que las clases fueran impartidas entre 2007 y 2009.

Los informes de la Sindicatura se pasan al fiscal del Tribunal de Cuentas por si aprecia indicios de delito, cosa que no ocurrió esta vez. PP y Podemos recuperaron el asunto en esta legislatura, remitiendo los populares el tema a la Fiscalía Superior de Asturias donde, esta vez sí, se ha interpretado que había materia penal.