El Comercio

La Inspección General no recibe refuerzos desde 2009

  • «Son siete funcionarios para controlar a 35.000, y reforzarlos sería un despilfarro si tampoco atienden a sus recomendaciones», reprochó el diputado forista Pedro Leal

El Principado dispone de una unidad de funcionarios dedicada a controlar la legalidad del personal y de los contratos que firma la administración. El órgano se llama Inspección General de Servicio y entre 2010 y 2015 elaboró 62 informes, parte de los cuales detectaron fraccionamientos injustificados de contratos y perjuicios patrimoniales al erario, sin que los mismos fueran denunciados a la fiscalía. EL COMERCIO reveló esta situación sobre la que ayer Foro reclamó explicaciones a la consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo. «Son siete funcionarios para controlar a 35.000, y reforzarlos sería un despilfarro si tampoco atienden a sus recomendaciones», reprochó el diputado forista Pedro Leal.

«Como compromiso de legislatura el programa hablaba de reforzar la Inspección y la Intervención», reconoció la consejera, antes de exponer que en octubre se aprobaron tres nuevos refuerzos para la Intervención delegada mientras la Inspección mantiene la misma plantilla desde 2009. Carcedo, eso sí, se comprometió a redefinir el decreto que define las competencias de la Inspección, que data de 1988.