El Comercio

vídeo

Las precipitaciones llegarán en la madrugada del viernes al sábado. / Paloma Ucha

Lluvia, frío, nieve... Así se presenta el fin de semana

  • La Aemet espera que la cota de nieve en el Principado baje hasta los 1.200 o 1.400 metros

Cambio radical en el tiempo. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana, sábado, precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el extremo norte y vertiente atlántica peninsular, con descenso localmente notable de las temperaturas y de la cota de nieve en la mitad noroeste de la Península.

En la mayor parte de España predominará el cielo nuboso o cubierto, con precipitaciones, que podrían ir acompañadas de tormentas ocasionales, tendiendo a remitir a lo largo del día en el tercio occidental de la Península.

Las precipitaciones serán más frecuentes e intensas en el extremo norte y vertiente atlántica peninsular, donde podrían ser persistentes o localmente fuertes, especialmente en el Cantábrico, Pirineos, Sistemas Central e Ibérico y oeste de Andalucía. También pueden ser fuertes en puntos de las islas Canarias de más relieve.

Las precipitaciones serán menos probables y más débiles y dispersas en el extremo sudeste peninsular y Baleares.

La cota de nieve irá bajando a lo largo del día, hasta quedar en torno a 1.000/1.200 metros en el tercio noroeste peninsular, y por encima de 1.400 en el resto de la mitad norte, que será más alta cuanto más hacia el este.

Las temperaturas en descenso en la mayor parte de la Península, excepto en el área mediterránea, donde ascenderán localmente. Las mínimas se alcanzarán al final del día, y su descenso será localmente notable en el interior del cuadrante noroeste peninsular, Extremadura y entorno de los sistemas Central e Ibérico. Heladas débiles en cotas altas del norte peninsular.

En Asturias predominarán los cielos cubiertos. Las precipitaciones serán generalizadas desde la madrugada del viernes al sábado y podrían ser localmente fuertes y persistentes e ir acompañadas de tormenta. La cota de nieve bajando hasta los 1.200 o 1.400 metros. Las temperaturas en descenso progresivo, notable en el interior. Las mínimas se alcanzarán al final del día. Heladas débiles en cotas altas. Los vientos del norte y noroeste.

La situación irá complicándose a medida que avance la jornada. El domingo, los cielos estarán muy nubosos. Las recipitaciones volverán a ser generalizadas y la cota de nieve podría bajar hasta situarse en el entorno de los 800/1000 metros durante el día.