El Comercio

Las temperaturas caerán por debajo de cero a partir de mañana en el interior

  • Al descenso térmico se sumarán abundantes precipitaciones, que se prolongarán durante la primera mitad de la próxima semana

El 'veroño' llega a su fin este fin de semana. A partir de mañana, será necesario sacar abrigos y paraguas para salir de casa. Las temperaturas experimentarán un pronunciado descenso en la mayor parte de la comunidad. En especial, como es lógico, en zonas montañosas. En Somiedo, por ejemplo, la mínima mañana será de cero grados y el domingo se registrarán dos menos. En Degaña puede que incluso vean nevar el lunes y el martes de la próxima semana, si se cumple la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El desplome de las temperaturas será más leve en la costa y en los concejos cercanos. En Gijón, las temperaturas mínimas caerán tres grados y cinco las máximas. En Oviedo tampoco habrá una gran diferencia entre los valores mínimos, pero los grados más altos pasarán de dieciocho a nueve este fin de semana.

En Cangas del Narcea, en cambio, sí será más acusado el descenso de las temperaturas. Tanto es así que las máximas disminuirán seis grados y las máximas lo harán ocho. Según la Aemet, mañana los cielos estarán cubiertos en casi la totalidad de Asturias. Las precipitaciones serán generalizadas y se prolongarán hasta la primera mitad de la semana próxima. Podrán ser localmente fuertes y persistentes e, incluso, ir acompañadas de tormentas. Respecto a la cota de nieve, bajará hasta los 1.200-1.400 metros. Las temperaturas irán en descenso progresivo, tendencia que será más marcada en el interior. Además, se producirán heladas débiles en cotas altas y soplarán vientos del norte y noroeste. El domingo las lluvias, que continuarán siendo generalizadas, tendrán un carácter persistente en zonas próximas al litoral.

Nieve a mil metros

La Aemet no descarta que las precipitaciones puedan ser fuertes y que se desencadenen tormentas. La cota de nieve bajará aún más, hasta los mil metros, al igual que las temperaturas. Se mantendrán las heladas débiles en cotas altas y los vientos del oeste y noroeste serán más intensos en la costa. El lunes, la cota de nieve llegará a 900 metros, aunque las temperaturas experimentarán pocos cambios.