El Comercio

La Universidad hará públicos los usos de animales en sus experimentos

El vicerrector de Investigación, José Ramón Obeso, y la gerente del cluster de Biomedicina, Julieta Álvarez, en la presentación.
El vicerrector de Investigación, José Ramón Obeso, y la gerente del cluster de Biomedicina, Julieta Álvarez, en la presentación. / A. PIÑA
  • Se suma al acuerdo de transparencia de cien entidades españolas para explicar «cuándo, cómo y por qué» se emplean en investigación y docencia

Universidades, hospitales, centros y organismos públicos de investigación, sociedades científicas... Un centenar de entidades de nuestro país han suscrito el acuerdo de transparencia sobre el uso de animales en experimentación científica. Y lo han hecho porque, «aunque una gran parte de la sociedad entiende que los modelos animales son parte fundamental de la estrategia investigadora en biomedicina, también hay personas que se oponen y no están seguras de apoyarlo. Esto se debe generalmente -dicen- al desconocimiento o a la falta de información contrastada». La Universidad de Oviedo también comparte esta reflexión y, por eso, ha decidido sumarse al acuerdo, que ayer dio a conocer a medio centenar de investigadores y docentes en el campus de El Cristo. «La tendencia de instituciones públicas y privadas es a la transparencia y lo que queremos es explicar a la sociedad qué hacemos con los animales, por qué y cuáles empleamos», explicó ayer la gerente del cluster de Biomedicina y Salud, Julieta Álvarez, colaboradora también del Comité de Bioética del Bioterio (el centro de la institución académica donde se investiga con animales).

El primer paso será habilitar una página web en la que se hará pública la adhesión al acuerdo para después ir añadiendo contenidos, como «una descripción detallada de los proyectos con el fin de que el público entienda cómo es el proceso». Así, los investigadores podrán precisar «qué medidas están tomando para aplicar las tres 'erres': reemplazar (si se puede, no usar animales); reducir (si hay que emplearlos, que sea el menor número posible) y refinar (utilizar procedimientos que provoquen el menor daño al bienestar animal). Hay que cumplirlas por ley, pero la intención es ir más allá y trasladárselo a la sociedad», añadió Álvarez. De esta manera, los docentes tendrán oportunidad de hacer ver «el papel relevante» que el uso de animales puede jugar en el resultado de la investigación, «en el descubrimiento, por ejemplo, del gen que provoca una enfermedad». Asimismo, se promoverán iniciativas para una «mayor comprensión» de la experimentación animal, entre las que se incluyen charlas divulgativas o las visitas de los alumnos de Secundaria al Bioterio, donde se hacen resonancias a ratones. El último paso será realizar un informe anual para compartir experiencias, en el que se recogerá el progreso en los compromisos, que se resumen básicamente en «hablar con claridad sobre cuándo, cómo y por qué se usan animales en investigación».

La radio emite ya el lunes

Por otro lado, la emisora de la Universidad comenzará a retransmitir el próximo lunes en streaming, por internet. El proyecto nació de un grupo de estudiantes de grado de Estudios Ingleses y cuenta con el apoyo del rector. El objetivo - según explica la presidenta de la Asociación Universitaria Radiofónica de Asturias (AURA), Paula Fernández- es «dar cabida a noticias de los campus y cohesionarlos, que los estudiantes interactúen, potenciar la creatividad y dar visibilidad a asociaciones ya existentes».