El Comercio

Las primeras nevadas complican el tráfico en zonas de montaña y desploman los termómetros

fotogalería

La nieve cubre los Lagos de Covadonga. / Nel Acebal

  • El frío se instalará en Asturias durante las próximas jornadas después de un fin de semana invernal en el que ya se han registrado temperaturas bajo cero

  • La cota de nieve se mantendrá este lunes entre los 800 y los 1.000 metros

Después de un fin de semana en el que los primeros copos de nieve han hecho acto de presencia en el Principado, el frío parece decidido a quedarse en la región unos días según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología. La semana comenzará con predominio de los cielos cubiertos con precipitaciones generalizadas y persistentes, que localmente pueden ser fuertes, sobre todo en el litoral y ocasionalmente pueden ir acompañadas de tormenta y granizo; la tendencia es a remitir al final por el oeste.

en contexto

La cota de nieve se situará el lunes entre los 800 y los 1.000 metros y las temperaturas se mantendrán sin cambios o experimentarán un ligero descenso, produciéndose y heladas en zonas de montaña y débiles en general. El viento soplarán del oeste y noroeste y serán flojos con intervalos más intensos en el litoral.

El lunes seguirá así la tónica del fin de semana que este domingo ha visto activada la alerta amarilla en el suroccidente asturiano, la Cordillera y la zona de Picos de Europa por nevadas. Las condiciones meteorológicas en Asturias coinciden con la situación de inestabilidad que se vivirá en el conjunto de la Península.

Las nevadas caídas en las últimas horas han hecho necesario el uso de cadenas para circular por los puertos de San Isidro y Tarna, ambos de la red autonómica de carreteras, según informa la web del 112-Asturias.

Además, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en las últimas horas se han registrado en Asturias temperaturas mínimas de -1,4 grados en Leitariegos a las 10:00 horas de hoy y de -0,6 grados en Pajares a las 7:20 horas de esta madrugada.

Masa de aire polar

Una masa de aire polar traerá el descenso de las temperaturas en la Península y en Baleares, de manera más notable en áreas de la mitad este peninsular y con heladas débiles en zonas de montaña de la mitad norte peninsular, recrudeciéndose en Pirineos. Canarias no registrará grandes cambios.

Esta bajada casi general de las temperaturas será más acusada en las mínimas que se situarán por debajo de los 10º grados en casi toda la Península.

La entrada de esta masa de aire polar por el noroeste de la Península provocará nieves que supondrán la alerta amarilla (riesgo) en las provincias de Huesca, Cantabria, León, Lleida, Lugo, Orense y Asturias.

La cota de nieve en la Península se situará entre los 700 y 800 metros. En el extremo norte, llegará a los 1.000 metros. En el centro peninsular y en el sur, cota de nieve de 1.400 metros.

También en alerta por riesgo se encontrarán las provincias de Almería y Tarragona por viento y olas, Girona por lluvia y olas, Granada y Murcia por olas, y Barcelona por lluvias.

El cielo amanecerá nuboso o cubierto y con precipitaciones en Galicia, en el Cantábrico, en Pirineos, en el este de Castilla y León, en el Alto Ebro, en el sur del Sistema Ibérico, en el nordeste de Cataluña, en las sierras del sureste peninsular, en Baleares y en Canarias. Poco nuboso o con algunos intervalos en el resto del país.

Aparición de tormentas, las cuales serán localmente fuertes o persistentes en el litoral cantábrico y en el noroeste de Navarra. Además, podrían extenderse, aunque de modo más débil y ocasional, a otros puntos del entorno de los Sistemas Central e Ibérico, y de la Meseta Sur.

El viento será de componente oeste o noroeste en la Península y en Baleares. Intervalos de intensidad fuerte en los litorales cantábrico y de Alborán, en el entorno de la desembocadura del Ebro, en Baleares, Ampurdán y en las sierras del sudeste. Viento flojo de dirección variable en Canarias.