El Comercio

La Guardia Civil localiza cuatro talleres ilegales

Uno de los talleres inspeccionados en Asturias.
Uno de los talleres inspeccionados en Asturias. / GUARDIA CIVIL
  • Tras inspeccionar doce negocios en la zona central y el occidente, abrió 37 expedientes por infracciones administrativas

La Guardia Civil acaba de dar a conocer los datos de una de sus últimas investigaciones, en esta ocasión, centrada en la normativa que afecta a los talleres mecánicos. Tras meses de pesquisas, el instituto armado detectó cuatro talleres mecánicos ilegales en la zona central de Asturias y en el occidente de la región y abrió 37 expedientes por infracciones administrativas. Este es el balance de la operación conocida como de los 'Talleres Mecánicos', desarrollada por la Comandancia de Oviedo y en la que agentes del Seprona y personal de la Dirección General de Industria del Principado inspeccionaron doce locales, de los que cuatro resultaron ser ilegales por carecer de licencia de actividad, según informó ayer la Guardia Civil.

La apertura de expedientes por infracciones administrativas se debe al incumplimiento de la normativa en distintos ámbitos, así como en lo relativo a la gestión de residuos.

La Dirección General de la Guardia Civil subraya que, «además de poner en riesgo la seguridad medioambiental, en muchos casos se atenta contra la libertad de competencia, creando un campo de cultivo propicio para el fraude fiscal y tributario, así como el incumplimiento de la normativa reguladora de la Seguridad Social y de la seguridad de los trabajadores».

Durante el mes de octubre, la Guardia Civil finalizó la operación con la 'Fase de evaluación de las actuaciones', en la que se realizó una nueva inspección a cada una de las instalaciones en las que fueron detectadas infracciones para verificar si éstas habían sido subsanadas. Fue entonces cuando se llevaron a cabo inspecciones en nueve talleres. De ellos, ocho se encontraban regularizados o en trámites de regulación y otro continuaba en situación ilegal.

Con este operativo, la Guardia Civil pretende «velar por el cumplimiento de las disposiciones que tienden a la conservación de la naturaleza y el medio ambiente así como controlar la normativa fiscal y tributaria, Seguridad Social y seguridad en el trabajo».