El Comercio

José Antonio Marina defiende los deberes «si son poquitos» y de lunes a jueves

  • «Si una escuela carga demasiado sobre los deberes en casa, se establecen discriminaciones muy serias porque no todos los niños tienen el mismo ambiente para hacer las tareas», subraya el pedagogo

El pedagogo José Antonio Marina considera que en Primaria los niños deben tener «poquitos» deberes escolares «por razones de eficacia y de justicia», y solo de lunes a jueves, ya que el fin de semana «debe ser para la familia». Marina -autor del Libro Blanco de la Profesión Docente, encargado el año pasado por el ministro Íñigo Méndez de Vigo- se refirió a la huelga contra las tareas escolares promovida por Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) para recuperar el tiempo libre familiar. «Si una escuela carga demasiado sobre los deberes en casa, se establecen discriminaciones muy serias porque no todos los niños tienen el mismo ambiente para hacer las tareas». En la Escuela de Padres, creada por él, han hecho una reflexión y han establecido lo que llaman «el plan del cuarto de hora». Ese plan consiste en que los profesores tienen que coordinarse entre ellos para que los niños del primer curso de Primaria no tengan más de quince minutos cada tarde de tareas, de lunes a jueves, para dejar libres los fines de semana a las familias. Un cuarto de hora que va aumentado quince minutos cada curso hasta llegar a un máximo de una hora y media en el último curso de Primaria.