El Comercio

Persiste el frío en Asturias, aunque remiten las nieves

  • Pajares está abierto a todo tipo de tráfico. El aviso por nieve deja paso a otro por fenómenos costeros en la costa del Occidente

El agravamiento de la ola de frío polar durante la madrugada de ayer complicó la situación en las carreteras asturianas. Las dificultades continuaron a lo largo de las primeras horas de este martes, pero parece que la situación mejora. Tras varias horas cerrado al tráfico de camiones, Pajares vuelve a ser accesible para vehículos pesados, según la información viaria del 112 Asturias. De hecho, ya solo se requiere usar cadenas sólo continúa en la carretera LN-8, en el tramo comprendido entre Tuiza y el puerto de La Cubilla.

en contexto
  • La información del tiempo en Asturias al detalle

  • El Principado pone en marcha el dispositivo invernal en las carreteras asturianas

  • Las primeras nevadas obligan a utilizar cadenas en el puerto de San Isidro

  • VídeoFuerte granizada en Gijón

  • Los Lagos se cubren de nieve

  • FotosLa nieve llega a Asturias

  • La nieve complica la vida en Sotres

  • Pajares, cubierto de nieve

A medida que remiten las precipitaciones en forma de nieve, los vecinos tratan de recuperar la normalidad. Un ejemplo es Sotres, donde se registró este lunes un espesor de quince centímetros de nieve. Los vecinos ya están acostumbrados a lidiar con las nevadas, aunque la primera de la temporada les ha pillado por sorpresa. «Parecía que era broma, pero no», señaló Juan Mier, de profesión ganadero, que no pudo recoger a las cabras que tiene en los Picos de Europa por el recrudecimiento del temporal. «A ver si mejora mañana (por hoy) para subir a buscarlas», indicó. En el Picu Urriellu, la acumulación de nieve fue mucho más abultada. No en vano, se alcanzó un metro de espesor en el entorno del refugio Vega de Enol. «Empezará a amainar por la mañana, sobre las once, pero detrás igual viene otro más suave», pronosticó Guillermo Arregui, el guarda de la casa de pastores.

Fenómenos costeros

Incluso llegaron a caer copos en Cabañaquinta (Aller), que está a poco más de 400 metros de altitud. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantuvo la alerta amarilla en Picos de Europa y la cordillera Cantábrica hasta la pasada medianoche ante el riesgo de nevadas por debajo de 700 metros. El aviso por nieve se desactiva hoy, martes, pero entra en vigor otro por fenómenos costeros en la costa del Occidente. Respecto a las temperaturas, la mínima volvió a registrarse en el puerto de Leitariegos, con tres grados bajo cero.

En ese misma zona soplaron las sextas rachas de viento más intensas de España, con 66 kilómetros por hora. En cuanto a la temperatura máxima, se alcanzó en el Cabo Peñas, con 12,3 grados.

Las precipitaciones fueron abundantes y generalizadas en la mayor parte del territorio asturiano. En el puerto de Pajares y el concejo de Aller cayeron casi treinta litros por metro cuadrado, la cantidad más elevada del Principado en la pasada jornada. Las previsiones de la Aemet apuntan a que los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones. La cota de nieve subirá progresivamente a lo largo del día de hoy hasta casi los 2.000 metros. Las temperaturas irán en aumento, aunque el incremento será más ligero en las mínimas y más acusado en las máximas. Aunque las lluvias persistirán a lo largo de la semana, los termómetros subirán mañana.