El Comercio

Conduce 16 kilómetros en sentido contrario por la A-8 y quintuplica la tasa de alcohol

  • El infractor se cruzó el sábado por la noche con ocho vehículos, entre ellos un camión, en su peligroso recorrido entre La Caridad y Ribadeo

Circuló 16 kilómetros en sentido contrario por la autovía del Cantábrico con una tasa de alcohol en sangre cinco veces superior a la permitida. La Guardia Civil detuvo el sábado por la noche a un conductor que puso en riesgo la vida de los ocupantes de los ocho vehículos con los que se cruzó en su peligroso recorrido inverso entre La Caridad y Ribadeo. Conducía a más de cien kilómetros por hora, haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes de la Benemérita.

La dirección general de la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo explicó ayer a través de un comunicado que la Central Operativa (COTA) del sector de Tráfico recibió sobre las 23 horas del sábado un aviso desde la centralita del 112-Asturias. Varios testigos habían llamado para alertar de la existencia de un coche que circulaba en dirección contraria por la A-8. El turismo que circulaba de forma anómala fue detectado en un primer momento a la altura de La Caridad. El hombre conducía en sentido a Galicia por los carriles en dirección hacia Cantabria.

«Una vez que los agentes detectaron al infractor y se pusieron a su altura, le hicieron señales para que detuviera su marcha, si bien hizo caso omiso de sus indicaciones y continuó circulando a más de cien kilómetros por hora», señalaron fuentes de la Benemérita. Los agentes se adelantaron entonces unos cinco kilómetros, para poder detener la circulación de los vehículos que se iban a cruzar con el vehículo infractor, un Opel Corsa, una decisión que evitó que se produjesen colisiones.

A la altura del kilómetro 504 de la autovía, cerca ya de Ribadeo, el hombre finalmente detuvo su marcha, por lo que pudo ser identificado. Fue trasladado a un centro sanitario con el objetivo de hacerle una prueba de alcohol en sangre. Arrojó un resultado cinco veces superior al permitido.

Quedó detenido por un delito contra la seguridad vial con temerario y manifiesto desprecio por la vida y le retiraron el permiso de conducir. En los 16 kilómetros que circuló en sentido contrario se cruzó con siete turismos y un camión. Según las primeras investigaciones, el hombre, debido al estado etílico en el que se encontraba, se confundió al incorporarse a la autovía y no se percató de que iba en sentido contrario. La instrucción de las diligencias corrió a cargo del equipo de atestados de Tráfico de la Guardia Civil del puesto de Luarca que serán remitidas al Juzgado de Instrucción de Castropol.