El Comercio

Hallan el cadáver de un vecino de Campomanes perdido desde el domingo

  • Manuel ‘El Gallego’ tenía 91 años, era jubilado del pozo Figaredo y apareció bajo un puente, junto a su paraguas. La autopsia determinará si se resbaló

Manuel Duarte Rey, 91 años, y vagonero jubilado, fue localizado cadáver a orillas del río Payares, en Campomanes. Su familia había dejado de tener noticias de él en la tarde del domingo. Nacido en Galicia, estuvo empleado en el pozo Figaredo hasta que le llegó el retiro. Vivía solo y sus vecinos le recuerdan de carácter animoso, amigo de pasear por la parroquia y adepto a los bailes de pensionistas que se organizaban por el concejo. El cuerpo apareció junto a un paraguas, ente la maleza y muy próximo al puente de camino a la estación de tren. La autopsia determinará ahora si fue víctima de un resbalón. Deja cuatro hijas y varios nietos.

Extrañados por la falta de contacto, sus familiares acudieron ayer por la mañana a su domicilio, próximo al bar ‘El Ave’, verificando que no se encontraba y denunciando la desaparición a las 12.56 horas con una llamada al 112. Los allegados comenzaron a peinar la zona y los primeros en auxiliarles fueron los agentes de la Guardia Civil del puesto de Pola de Lena. Tras tomar conciencia de la situación, requirieron el apoyo del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa), que movilizó a la unidad canina de rescate, bomberos con base en La Morgal y al grupo de rescate en el helicóptero medicalizado. Al operativo se sumaron los voluntarios de Protección Civil de Lena.

El despliegue despertó la atención del vecindario. «El helicóptero suele venir por aquí, pero aterriza en el campo de fútbol de El Molín para dejar a los rescatadores. Esta vez vi que daba vueltas y vueltas, cada vez más cerca del puente. A mí me tiró un tiesto y varias plantas con su fuerza», relató Mari, que vive en las proximidades del puente sobre el río Payares.

El piloto sabía dónde buscar. A las 16.05 un vecino advirtió de que una persona yacía cerca del río, al lado del pilar del puente, y que podría tratarse de Manuel ‘El Gallego’, como se le conocía en el lugar. La información motivó la anulación de todo el dispositivo, salvo el grupo de rescate. Los familiares reconocieron la ropas y se centraron en alejar a una de sus hijas del lugar. Apostados en el puente de la calle Madre Covadonga Valcárcel, los voluntarios de Protección Civil avisaron al helicóptero de la presencia de unos cables eléctricos que impedían el rescate desde la aeronave. Tomaron tierra en un prado próximo y se apresuraron a llegar hasta el lugar, confirmando el fallecimiento de ‘El Gallego’. «Es una lástima, todos pasamos por este puente y lo habríamos visto antes, pero con las lluvias de estos días, era difícil percatarse», se dolían los vecinos. El responso será hoy a las 20 horas en el tanatorio de Mieres.

La de Manuel es la última de una serie de desapariciones ocurridas en la región en los últimos tiempos. Hace dos semanas Fermín Castaño se desorientó y no llegó a Ripirape (Langreo) hasta el día siguiente. En Cabrales, un hombre de 89 años no tuvo la misma suerte y apareció muerto tras un posible resbalón. A finales de septiembre fue un vecino de La Calzada a quien se rescató semiinconsciente.