El Comercio

Se enfrenta tres años de cárcel por quedarse con la pensión de un amigo preso

  • La acusada se quedó con cerca de 8.500 euros que debería haber remitido al interno a lo largo de siete meses

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo juzgará mañana a una mujer que se enfrenta a tres años de cárcel por haberse apropiado, según la versión de la fiscalía, de la pensión de un amigo que se encontraba cumpliendo una condena en prisión.

Los hechos por los que será juzgada tuvieron lugar en el año 2000 cuando ambos amigos abrieron una cuenta bancaria en una sucursal de Mieres para cobrar en ella la pensión que recibía el preso y que su amiga pudiese reenviárselo a la cárcel.

Al parecer, este acuerdo funcionó sin problemas hasta octubre de 2014 , mes a partir del cual la acusada se quedó con cerca de 8.500 euros que debería haber remitido a su amigo a lo largo de siete meses, según la versión del fiscal.