El Comercio

Dos profesores recuperan la deuda por itinerancias

  • Según explicó ayer la central, el magistrado juez entiende que en el apartado 5.1 el acuerdo suscrito en 2001 sobre las condiciones de trabajo del profesorado itinerante «se dan claramente los criterios» para el cálculo de las indemnizaciones

El Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo ha reconocido a dos profesores itinerantes, representados por los servicios jurídicos de Suatea, el derecho a cobrar el dinero que les había detraído la Consejería de Educación el curso pasado en concepto de itinerancias. Según explicó ayer la central, el magistrado juez entiende que en el apartado 5.1 el acuerdo suscrito en 2001 sobre las condiciones de trabajo del profesorado itinerante «se dan claramente los criterios» para el cálculo de las indemnizaciones, que se recibirán en función de los kilómetros contabilizados en los recorridos de ida y vuelta por las escuelas a las que se itinera. «Para ello, el punto de salida y llegada de la jornada laboral será el del centro para el que fue nombrado el profesor. Ése es el único referente que se debe de tener en cuenta para el cálculo, según el fallo, y no los subterfugios argumentados por la Administración para acortar recorridos y ahorrar dinero».