El Comercio

Asturias pagará 250 millones por el último recibo del IBI

Desde el pasado 20 de septiembre, el Ente Público de Servicios Tributarios del Principado tiene abierto el periodo de cobro del IBI en 77 municipios asturianos. Oviedo, el único consistorio que no está en esa lista, ya comenzó la recaudación el 1 de septiembre. En cualquier caso, el plazo para el pago voluntario es el mismo en todos los ayuntamientos, hasta el próximo 21 de noviembre. En total, los propietarios o titulares de otros derechos reales (usufructo o superficie) sobre bienes inmuebles, sean de naturaleza urbana (viviendas, garajes, locales, naves, solares...) o rústica (fincas y construcciones sobre suelo rústico), están llamados a pagar 1,2 millones de recibos que suponen unos 250 millones de euros.

Los contribuyentes asturianos abonaron el pasado año 2015 en sus respectivos municipios 247,4 millones de euros en concepto del IBI, según los últimos datos actualizados por el Ministerio de Hacienda. Eso significa que la recaudación se disparó en Asturias casi el 40% entre los años 2009 y 2015. Los motivos se deben, fundamentalmente, a las políticas adoptadas a partir de 2011 por el Gobierno central.

El impuesto se liquida aplicando el tipo de gravamen -cuya cuantía puede modificar cada ayuntamiento dentro unos límites: entre el 0,4% y el 1,1% en el caso del IBI urbano- sobre el valor catastral de los inmuebles, que viene determinado por los trabajos de la Gerencia Territorial del Catastro. Así que el tributo puede subir o bajar bien porque lo ha hecho el tipo impositivo, porque ha variado el valor catastral o por ambas cosas a la vez.