El Comercio

Juan Antonio López Blanco, subdirector general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, y Sara Alonso Álvarez, ganadora del Premio Sanitas MIR 2016.
Juan Antonio López Blanco, subdirector general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, y Sara Alonso Álvarez, ganadora del Premio Sanitas MIR 2016. / E. C.

La mejor médica MIR de España está en el HUCA

  • La ovetense Sara Alonso, de 29 años y hematóloga, resultó premiada por sus investigaciones sobre linfomas agresivos

  • Competía con más de doscientos candidatos de hospitales docentes del país. Recibirá 12.100 euros y una estancia en un centro clínico de prestigio

La mejor médica MIR de España está en el HUCA. Es la ovetense Sara Alonso, hematóloga de 29 años, que ha sido premiada por sus investigaciones sobre linfomas agresivos. La médica, que el pasado mayo concluyó su residencia en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, compitió con más de doscientos candidatos presentados por otros hospitales docentes del país. El galardón, avalado por el Ministerio de Sanidad, le traerá aparejada una gratificación de 12.100 euros, que Sara asegura invertirá en «seguir formándome», y una estancia de cuatro semanas en un centro clínico de prestigio, preferentemente en el Reino Unido, bajo la coordinación de la British United Provident Association. Esta última parte del premio tendrá que «esperar un poco», ya que la joven médica está embarazada de su primer hijo, Miguel, que nacerá en diciembre. No obstante, Sara tiene claro que «no dejaré pasar la oportunidad, ya que es única».

Una investigación y su posterior tesis sobre por qué una parte de los linfomas con buen pronóstico se acaban convirtiendo en agresivos, le valió la distinción. El trabajo lo realizó durante sus años de residencia en Salamanca, pero ahora prevé continuarlo también en el HUCA. Para llevar a cabo este estudio, analizó casos de 3.000 pacientes de todo el país. Son enfermos reclutados a través del Grupo Español Linfoma, del que forma parte el complejo asturiano de La Cadellada. Según detalló esta médica, entre un 10 y un 30% de los linfomas con buen pronóstico mutan en agresivos. Su trabajo ha permitido concluir que esto ocurre cuando la respuesta al tratamiento no es la óptima. En estos casos, algunas células de linfomas indolentes cambian y aumentan su agresividad y hacen que el cáncer curse con mal pronóstico.

Sara Alonso recibió el premio ayer de manos del subdirector general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Juan Antonio López Blanco. La médica aseguró sentirse «feliz y orgullosa», además de contenta por «trabajar en Asturias». Esta ovetense, que estudió Medicina en la Universidad asturiana, eligió Salamanca para realizar la especialidad «porque sé que tiene muy buena línea investigadora», pero una vez concluido el MIR se debatió entre emigrar al extranjero, quedarse en Salamanca y retornar. Al final, retornó. Y lo hizo con su marido, también asturiano y ahora médico de Digestivo en el Hospital San Agustín, en Avilés. «Pienso que el HUCA está dotado y preparado para impulsar y liderar proyectos de investigación de primer nivel. Para mí es un orgullo haber empezado a trabajar en este hospital y sé que este premio conlleva la responsabilidad de incorporarme a la asistencia, pero sin dejar de continuar la trayectoria que he comenzado, y de participar con en el esfuerzo científico desde Asturias donde ya existen profesionales en medicina y biología de referencia internacional». En La Cadellada, Sara Alonso trabaja en el área de diagnóstico de hematología, donde busca, entre otras cosas, marcadores genéticos que permitan predecir cómo se comportarán las enfermedades.