El Comercio

«¿Deberes? Hay una barbaridad, pero la huelga no es la solución»

Dice Sandra Ruiz que «la escuela pública y la concertada tenemos los mismos objetivos, aunque el camino que sigamos para llegar a ellos sea distinto». En el caso de los deberes -sobre los que la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha animado a reflexionar este mes, solicitando a los docentes que no asignen tareas extraescolares los fines de semana-, la presidenta de Concapa en Asturias coincide en que «se ponen una barbaridad, porque hay casos en los que al profesor no le da tiempo a explicar y manda los ejercicios para casa. Más que de cantidad, de lo que deberíamos estar hablando es de calidad».

Dicho esto y admitiendo las dificultades de las familias de poder acompañar a los hijos en estas tareas, «porque los padres llegan tarde de trabajar, están con los abuelos y no se sabe de todo», considera que «la huelga no es la solución». «Genera conflicto entre las familias y los profesores. ¿Qué les decimos a nuestros hijos? ¿Deja de hacer los deberes que te manda el tutor? Quitamos autoridad a los docentes y les creamos a los niños el dilema de escoger: ¿A quién hago caso? ¿Al profesor o a mis padres?». Ruiz sí aboga por una reflexión, no tanto de los tiempos escolares, como proponen los padres de la pública, como de abordar asuntos como «la formación docente, la reducción de la burocracia de los profesores y un mayor diálogo entre familias y escuela».