El Comercio

La oposición devuelve el Plan de Salud Mental y el PSOE habla de «acto de bravuconería»

Francisco del Busto, durante su comparecencia.
Francisco del Busto, durante su comparecencia. / EFE
  • Podemos, PP y Foro respaldaron la propuesta de rechazo de Ciudadanos y el proyecto volverá al Consejo de Gobierno. IU se abstuvo

El Plan de Salud Mental 2015-2020 será devuelto al Consejo de Gobierno tras el respaldo dado este lunes por Podemos, PP y Foro a la propuesta de rechazo de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad de la Junta General, en la que la diputada socialista Eva Carmen Pérez ha dicho que estos grupos serán juzgados por lo que considera un "acto de bravuconería inútil".

Tras casi dos horas de duración, la propuesta de rechazo al plan presentada por C's ha salido adelante con 4 votos contrarios del PSOE, 8 a favor -Podemos, PP, Foro y Ciudadanos- y una única abstención de IU, que había presentado 11 propuestas de alegaciones, a las que los socialistas respaldaron en 8 de ellas.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha comparecido en el inicio de la sesión, de la que se ha ausentado tras su intervención, durante la celebración de la Comisión celebrada en la Junta General para la presentación del Plan de Salud Mental para Asturias 2015-2020 y el debate de las propuestas de resolución presentadas por IU y Ciudadanos al mismo. Del Plan, aprobado en Consejo de Gobierno hace un año y ya presentado hace meses, ha defendido su "importancia y valor", así como la intención de atender a las propuestas planteadas por IU y C's.

"Iniciar de cero" el Plan de Salud Mental como propone C's "llevaría a no tener plan en otros muchos años", ha sostenido Del Busto, que ha destacado la articulación en diez capítulos, que van desde el marco conceptual al glosario de anexos, entre los que ha destacado el apartado 7, con la prevención de salud mental, la atención a trastornos mentales, y la colaboración y formación. Ha defendido la apuesta que se lleva a cabo por "redefinir" el ámbito de cobertura así como elaborar una guía de servicios y recursos disponibles.

"Estamos muy de acuerdo con bastantes de las líneas expuestas por IU", ha afirmado Del Busto, que ha mencionado la cooperación entre los centros de salud mental y los de Atención Primaria, y el apoyo explícito a la formación y postgrado de profesionales que trabajan en este ámbito de la salud.

El responsable de Sanidad ha subrayado que su departamento está redactando un documento de prevención del suicidio, que esperan presentar en 2017, y ha reconocido "cómo no estar de acuerdo" con la colaboración de atención mental con la Atención Primaria. Ha pedido a los grupos parlamentarios que sumen sus aportaciones "sin vetos ni prejuicios", ya que se ha mostrado convencido de que, aún con una visión diferente sobre el documento, será un plan "seguro, aunque no perfecto".

Un plan que «pierde pulso»

El parlamentario de IU Gaspar Llamazares ha trasladado la posición "crítica" sobre el Plan de Salud Mental, que "pierde impulso, se fatiga", y que ha advertido de que por un lado figuran los modelos planteados mientras que la "realidad va por otro, con una pérdida de eficacia". "No pretendemos devolver el Plan a los chiqueros" y sí "reorientar" la propuesta sobre Salud Mental, ha concluido.

El diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé se ha referido a la "obstinación" del Gobierno regional con un plan que tiene "condicionamientos muy profundos" y califica como "literatura". A su juicio las tres "esencias" necesarias para que el plan de Salud Mental no sea operativo se centran en la falta de compromiso económico; la ausencia de datos de personas afectadas y diagnosticadas, con cifras que pertenecen al año 2009; y la carencia de una evaluación de lo que ha habido hasta ahora.

La portavoz de Foro Cristina Coto ha denunciado el "potente desfase temporal" del Plan de Salud Mental presentado para el periodo 2015-2020, sobre el que se debate a punto de iniciar el año 2017, y se ha preguntado cuál "se ha aplicado hasta ahora". Ha afeado la "irresponsabilidad" de los impulsores de la propuesta al no haber analizado el plan antecedente "bien por prisas o desinterés" y ha alertado del "gravísimo déficit" por carecer de memoria económica.

El diputado de Podemos Andrés Fernández Vilanova ha argumentado el apoyo a la propuesta de rechazo de C's por la necesidad de que el Plan de Salud Mental pase por una "metamorfosis" que lo adapte a la "realidad" asturiana, y ha enfatizado que rehacerlo "no implica empezar de cero". Para el parlamentario del PP Carlos Suárez en la Consejería de Sanidad "nadie cree" en el Plan presentado, que ha calificado como "antiguo, viejo y sin credibilidad", en torno al que ha conminado al Ejecutivo autonómico a que "vuelva a reflexionar" tras haber presentado en la Cámara una propuesta para "cumplir el trámite".

Carmen Eva Pérez, del Grupo Parlamentario Socialista, ha recriminado a las formaciones de C's, Podemos, PP y Foro el acto de "bravuconería inútil" que han realizado al rechazar el Plan de Salud Mental, que ahora es devuelto al Consejo de Gobierno. A su juicio, se trata de un Plan "enormemente importante" sobre dolencias con carácter incapacitante, que también afecta a las personas cercanas a quienes sufren la enfermedad.

Pérez, que ha rechazado que hubiera existido falta de participación en la elaboración del mismo y que no cuente con datos actualizados, ha advertido de que no tramitar el Plan de Salud Mental será "quedar sin marco de actuación".