El Comercio

El Principado corregirá el «error» del pago de deudas con el ERA a dependientes

  • Pilar Varela ha explicado que dictará un nuevo decreto, que está sometido a estudio e información técnica correspondiente y que cuenta con la "garantía jurídica" del informe del Consejo Consultivo

La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha anunciado hoy que la administración asturiana corregirá el "error" de no haber aplicado la Ley de Dependencia a aquellas personas que fueron reconocidas como dependientes y a los que se le aplicó el contrato de hospedaje del ERA.

Varela ha comparecido hoy en Comisión de la Junta General para explicar un decreto relativo a las liquidaciones de deudas por los usuarios del organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA).

La consejera ha explicado que dictará un nuevo decreto, que está sometido a estudio e información técnica correspondiente y que cuenta con la "garantía jurídica" del informe del Consejo Consultivo.

"Creo que teníamos un error por no haberles aplicado la Ley de Dependencia, manteniendo un contrato de hospedaje", ha precisado la consejera, que ha apuntado que a las personas dependientes se les aplicará ahora el copago y que el nuevo decreto evitará la disfuncionalidad sobre esta prestación que ha afectado a 3.376 personas.

Ha explicado que a todas las personas con dependencia reconocida cuando entró en vigor la Ley se les aplicará el principio de participación según su renta y patrimonio y que se les devolverá las cantidades dadas en exceso con carácter retroactivo, según la moción aprobada por unanimidad en la Junta General en el pasado mes de marzo.

No obstante, el pleno de la Junta aprobó el pasado 4 de noviembre, con el voto a favor de PP e IU, la proposición de ley de Podemos para suspender las liquidaciones de las deudas que el ERA venía reclamando a los herederos de ancianos fallecidos en estos establecimientos, una normativa que el Gobierno ve "inaplicable".

El problema se generó al no aplicarse durante cuatro años a los usuarios del ERA reconocidos como dependientes el copago previsto en la ley de Dependencia, que no se reguló hasta 2011 y que reduce los pagos a efectuar por los usuarios frente al abono del precio público en las residencias lo que llevó a enviar miles de liquidaciones a familiares de fallecidos que desconocían esa deuda.

Varela ha subrayado que ahora con el informe del Consejo Consultivo del pasado 31 de octubre la Consejería tiene la "garantía" de cómo actuar para modificar el decreto.

Ha indicado que esta situación está revisada desde el pasado 19 de abril en los casos de las 585 personas vivas de los 3.376 expedientes de personas afectadas por esta situación.

La consejera ha señalado que hay 1.287 fallecidos entre 2007, cuando entró en vigor la Ley de Dependencia, y 2011, y 1.504 partir este año, de los que 453 están aún sin liquidar.

En la fijación de posiciones, la diputada de Podemos Rosa Espiño ha señalado que la ley aprobada el 4 de noviembre que pide la paralización de los pagos es "legal" y ha afirmado que es "muy grave" negarse a cumplirla, ya que va en contra de la "soberanía" de la Cámara y del pueblo asturiano.

"Ni fu ni fa. Ni cumple la Ley ni da una solución justa a las miles de familias afectadas. Deje de incumplir los mandatos del Parlamento asturiano y no den disculpas", ha aseverado el diputado del PP Matías Rodríguez.

Los diputados de IU, Marta Pulgar; de Foro, Pedro Leal, y de Ciudadanos, Diana Sánchez, han valorado la "voluntad" del Gobierno para realizar una modificación reglamentaria del decreto para corregir los "errores cometidos por una mala gestión en el ERA" pero han instado a que "se ajusten los plazos" y "se actúe con rapidez".

Por su parte, la diputada socialista Nuria Devesa ha criticado la aprobación de la Ley el pasado 4 de noviembre que, a su juicio, dificultará la resolución del problema.

Por último, la consejera ha pedido a los grupos de la oposición que "destierren" en sus declaraciones la existencia de que en este caso se ha cometido "fraude" hacia las personas afectadas, ya que a su juicio, lo que ocurrió fue un "error" que con "buena voluntad" resolverá el Gobierno del Principado.