El Comercio

Belen Fernández anuncia un nuevo nivel «de prevención» sobre la contaminación del aire

Belén Fernández y Elena Marañon, durante su comparecencia.
Belén Fernández y Elena Marañon, durante su comparecencia. / EFE
  • Ante fenómenos de inversión térmica y valores diarios de partículas altos y continuados se exigirán determinadas medidas

La consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, quien ha asegurado que la situación de la calidad del aire "mejora", ha anunciado el establecimiento previsiblemente de un nivel adicional, denominado "de prevención", en el que ante fenómenos de inversión térmica y valores diarios de partículas altos y continuados se exigirán determinadas medidas.

Así lo ha manifestado durante su comparecencia en la Comisión de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de la Junta General, a solicitud del diputado del grupo parlamentario de IU Ovidio Zapico, para que informe de todo lo relacionado con el incremento de los niveles de contaminación atmosférica detectados en las últimas semanas.

La consejera ha expresado su confianza en que antes de que acabe el presente año pueda disponer de las "versiones originales" del nivel de prevención. En opinión de Fernández, la posible creación del nivel de "prevención" busca contribuir a que no se rebasen los límites que lleven a activar la prealerta o que, de rebasarse, dicha superación resulte más baja que la que se producirían sin esas medidas.

En su intervención ha defendido la utilidad de los protocolos diseñados por su departamento para aplicar cuando la meteorología dificulta que las partículas contaminantes se dispersen en la atmósfera, y que se reactivaron, por última vez el pasado 1 de noviembre en la comarca de Avilés.

Ha recordado que tanto los protocolos como los dos planes de mejora de la calidad del aire vigentes, el de la comarca de Avilés y el de la aglomeración de Gijón, están siendo revisados. "Cuando hay estabilidad, la polución también se concentra en otras comunidades autónomas, pero éstas no cuentan con instrumentos en los que Asturias es pionera", ha dicho Fernández, que ha señalado que el Ministerio de Medio Ambiente reconoce que la estación avilesina de Matadero, única en la que persisten los valores altos de partículas, "no es válida" para medir el estado atmosférico.

La evolución de los datos de la red oficial de calidad del aire en Asturias muestra una mejora "contundente, generalizada y continuada" en los últimos doce años, ha sostenido Fernández.

Ha abundado que las zonas oriental y occidental del Principado "cumplen plena y holgadamente" los diferentes valores límite u objetivo que para los distintos contaminantes del aire establece la legislación ambiental vigente.

«Excepción»

La comarca de Avilés y la aglomeración de Gijón, para las que se elaboraron en 2014 sendos planes de calidad del aire con el propósito de atajar el problema con las partículas PM10 (menos de diez micras) en 2 de las 22 estaciones de medición -avenida de la Argentina en Gijón y Matadero en Avilés, cumplen los valores límite legales para todos los contaminantes desde 2011.

Ha citado la "excepción" que suponen las partículas en suspensión en una única estación, la del Matadero, situada a la entrada de la Inspección Técnica de Vehículos de Avilés, en un entorno portuario, sobre la que el Ministerio de Medio Ambiente ha reconocido que "no es representativa" de la calidad del aire que se respira en los núcleos urbanos de Avilés y Salinas.

Desde el inicio de 2016, ha cifrado en 194 el total de inspecciones llevadas a cabo para medir la calidad del aire, 130 de ellas programadas con antelación.

"Con la ley europea y española de calidad del aire en la mano, es legal superar anualmente hasta 35 días la concentración de partículas por encima de 50 microgramos por metro cúbico", ha señalado la consejera, que ha subrayado que en Asturias se activa el nivel de prealerta cuando esa superación se produce 3 días y hay previsiones de estabilidad atmosférica.

Ovidio Zapico ha concluido con "cierto desasosiego" que no se hayan cumplido cinco de los puntos acordados en una moción aprobada por la Cámara regional, en especial la instalación de medidores de calidad del aire pertenecientes a la red regional, y también ha reivindicado la elaboración de un plan especial de transporte público así como una red ferroviaria de cercanías propia del siglo XXI.