El Comercio

La Junta rechaza el Plan de Salud Mental y pide la redacción de uno nuevo

  • La propuesta partió de Ciudadanos y fue apoyada por Podemos, Foro y PP, que critican la falta de memoria económica y de participación social

Duro correctivo parlamentario al Plan de Salud Mental 2015-2020 aprobado por el Consejo de Gobierno hace ya un año. La Comisión de Sanidad de la Junta General acordó ayer rechazar la totalidad del documento e instó a la Consejería de Sanidad a elaborar uno nuevo. La propuesta partió de Ciudadanos y fue secundada por Podemos, Foro y PP. IU se abstuvo, aunque presentó una retahíla de enmiendas que prácticamente obligaban a dar vuelta al plan casi al completo. La decisión adoptada en el seno de la Comisión de Sanidad, que tuvo como ponente al propio consejero del ramo, Francisco del Busto, fue criticada desde la bancada socialista, cuya diputada, Carmen Eva Pérez, la calificó de «acto de bravuconería inútil». Posteriormente, IU lamentó que Asturias se quedara «otro año y medio sin Plan de Salud Mental».

El rechazo parlamentario «no supone en la práctica que el documento sea devuelto al Ejecutivo», precisó horas después el PSOE. La propuesta salió adelante con ocho votos a favor (los de Ciudadanos, Podemos, PP y Foro), cuatro en contra (los de los socialistas) y una única abstención de IU. Al aprobarse la resolución de Ciudadanos, que equivaldría a una enmienda a la totalidad, las alegaciones de IU que instaban a incorporar once cambios no se sometieron a votación. La negativa al plan se votó sin la presencia ya en la sala del consejero de Sanidad, que optó por marcharse.

Las críticas de la oposición se fundamentaron en tres aspectos: la falta de una memoria económica, la baja participación ciudadana en la confección del mismo (siete expertos ante los treinta que colaboraron en la redacción del programa psiquiátrico anterior) y la incorporación de datos desfasados. «El Plan aprobado no se sustenta en una base de datos epidemiológicos actualizados que nos permitan el imprescindible diagnóstico acerca de la salud mental en Asturias», expuso Armando Fernández Bartolomé, de Ciudadanos.

Actuar contra los suicidios

El Plan que fija las actuaciones en materia psiquiátrica hasta 2020 es, según Del Busto, «de gran importancia y valor». El titular de Sanidad criticó tener que «iniciar de cero» la elaboración de otro documento como pidió la oposición, «eso llevaría a no tener plan en otros muchos años», alertó. Según el PSOE, la Consejería de Sanidad no está obligada a redactar uno nuevo «puesto que no se trata de una ley». Por su parte, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, lamentó la falta de liderazgo en Salud Mental y denunció la existencia de «cuadros intermedios en rebeldía. El personal está en un estado entre el voluntarista y el quemado», indicó.

Antes de que la oposición 'tumbara' el Plan de Salud Mental 2015-2020, Del Busto anunció la puesta en marcha de un programa de prevención de los suicidios. El consejero de Sanidad señaló que su departamento está redactando un documento sobre este trastorno, que espera presentar a lo largo del próximo año.