El Comercio

El exdirector de GITPA afirma que la entidad fue objeto de una denuncia falsa por «intereses espurios»

Rodríguez Bañuelos.
Rodríguez Bañuelos. / Álex Piña.
  • «Los promotores de la denuncia han tergiversado la realidad y me ha implicado en una serie de delitos inexistentes», declara Juan Manuel Rodríguez Bañuelos en la comisión parlamenaria que investiga las obras del cable

El ex director general de la empresa pública Gestión de Infraestructuras de Telecomunicaciones (GITPA), Juan Manuel Rodríguez Bañuelos, ha afirmado hoy que dos trabajadores del Servicio Telecomunicaciones del Principado denunciaron a la sociedad de forma falsa sobre obras del cable por "intereses espurios". Bañuelos, que ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de investigación sobre GIPTA, ha señalado a la jefa del servicio de Telecomunicaciones del Principado, Ángeles Cigarría, y al ingeniero de este departamento Manuel García Hevia como los "promotores de la falsa denuncia" en la que se ha visto implicado por su "manipulación" de los hechos.

"La denuncia es un flagrante caso de utilización política de la justicia, con unos falsos indicios prefabricados. Los promotores de la denuncia han tergiversado la realidad y me ha implicado en una serie de delitos inexistentes", ha subrayado Bañuelos, que ha aseverado que no cree que haya una empresa "más auditada y controlada que GIPTA".

Ha recalcado que la denuncia presentada es "insostenible, sin soporte jurídico ningún tipo y con falta de rigor para sembrar dudas" y ha apuntado que "no existió nada punible ni irregular" en la contratación cuando dirigía GITPA y ha asegurado que la denuncia se realizó "con mala fe".

Bañuelos ha anunciado que presentará una querella contra estas dos personas cuando acabe el proceso judicial en el que está inmerso y que está investigado, tras una denuncia de la Fiscalía, por presuntas irregularidades en un contrato adjudicado a una empresa relacionada con su hijo cundo era responsable de GITPA Juan Manuel Rodríguez Bañuelos.

El exdirector del GITPA ha acusado a la administración asturiana de "dejación de funciones en su más alto nivel funcionarial y un comportamiento cobarde a nivel político que sabiendo que no existía delito en los hechos denunciados se puso de perfil y de costado en una actitud irresponsable por la que perjudicó a los trabajadores de GITPA".

Por otra parte, Bañuelos también ha dicho que es "radicalmente falso" la acusación en las que se señala que una de las obras de GIPTA sirvió para arreglar la acera y el muro de su casa en Llanes, y ha anunciado que se ha querellado contra el responsable de la denuncia.

A preguntas de los diferentes grupos parlamentarios de la Junta, general, el ex director de GITPA, ha rechazado haber cometido cualquier tipo de irregularidad durante su gestión al frente de esta empresa.