El Comercio

Empresarios y sindicatos piden un frente común por las infraestructuras ferroviarias

Boca norte de uno de los túneles de la variante de Pajares.
Boca norte de uno de los túneles de la variante de Pajares. / J. M. PARDO
  • CC OO y UGT instan al Principado a que encabece la exigencia al Gobierno central de la conclusión de la variante de Pajares

Empresarios y sindicatos reclaman un «frente común» para impulsar las principales infraestructuras ferroviarias que afectan a la región. La Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y las dos organizaciones sindicales mayoritarias consideran que en este momento todos los agentes políticos, económicos y sociales «tienen que remar en la misma dirección» para sacar al desarrollo ferroviario asturiano del marasmo en que se encuentra sumido en los últimos años. Tanto en lo referente a las líneas de alta velocidad como a la red de cercanías.

CC OO y UGT consideran además que, tras la conformación del nuevo Gobierno central, el Principado debe liderar la exigencia para que el Ministerio de Fomento cumpla, sin más dilación, con los compromisos adquiridos sobre la finalización de la variante ferroviaria de Pajares.

El secretario general de Comisiones, Antonio Pino, en una comparecencia conjunta con IU pidió ayer al Gobierno regional que encabece «un acuerdo político y social conjunto» para exigir al Ejecutivo de Rajoy la apertura de la variante. Una demanda que a su juicio debe incluir la reclamación de un calendario de plazos concreto sobre los hitos que restan para poder culminar la infraestructura. Además, recordó que la construcción de estos túneles ferroviarios «se ganó en buena medida en su momento gracias a la movilización». Una movilización ciudadana en Asturias y León que, en su opinión, podría de nuevo ser necesaria para exigir la entrada en funcionamiento de una variante que los técnicos no ven factible que esté lista antes de 2018.

Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT, también exige un calendario para la finalización de la variante y un plan de actuación en que el nuevo Ministerio de Fomento exponga «con claridad y sin mentiras cómo va a ejecutar las obras que faltan en Pajares». «El acuerdo entre PP y Ciudadanos para la investidura de Rajoy decía que la infraestructura se acabaría en 2017, algo que los técnicos aseguran que ya es una previsión imposible», recordó por las impugnaciones de las contratas implicadas, las filtraciones de agua y las obras de consolidación de la ladera.

En opinión del dirigente ugetista al frente de las reclamaciones en materia ferroviaria «debe estar el Gobierno de Javier Fernández y detrás de él un frente común de todos los agentes sociales y económicos de la región para exigir la conclusión de la variante de Pajares». «Asturias tiene que dejar de ser una región tercermundista por el retraso en la llegada de la alta velocidad y el abandono de su red de cercanías», reivindicó Fernández Lanero. «Todo el desarrollo ferroviario en el Principado quedó paralizado con la anterior ministra de Fomento en beneficio de otras comunidades como la gallega», remarcó.

El director general de Fade, Alberto González, también incidió en la necesidad de sumar esfuerzos, en este caso desde el ámbito empresarial, para reclamar al Gobierno de España y a la Unión Europea «igualdad de oportunidades competitivas» para las empresas de Asturias y del resto de la vertiente cantábrica. Algo que pasa, según González, por que se «corrija» la diferencia de tratamiento en cuanto a articulación territorial y desventaja en desarrollo ferroviario que existe en comparación con la vertiente mediterránea.

Para la patronal asturiana tan importante como poner rápidamente en funcionamiento la variante de Pajares y garantizar su uso mixto para mercancías y viajeros es la puesta en valor del resto de infraestructuras de transporte y logísticas que tienen que ver con la ampliación de El Musel, la recuperación de la autopista del mar y el desarrollo de la ZALIA.

Las tres cámaras de comercio asturianas -Gijón, Oviedo y Avilés- también están en la idea de promover un frente común de entidades camerales de todo el Noroeste de España para exigir que el Corredor Atlántico tenga salida al mar por Asturias. Las cámaras asturianas aseguran que se pondrán «en primera línea» para apoyar a la plataforma que promueve que el eje ferroviario Palencia-Gijón entre en el tronco principal de este corredor y hacer valer ante la Unión Europea la obra de la variante de Pajares y la ampliación de El Musel.

El profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo, Xosé Alba, puso ayer a la variante de Pajares como ejemplo de utilización de recursos naturales sin tener en cuenta su valor económico, lo cual repercute en la sobreexplotación y un mayor coste. Fue en el transcurso de una charla organizada por Ástura en el Ateneo Obrero de Gijón. «No participaron expertos en hidrología, a quienes nada más llamaron cuando ya habían pinchado los acuíferos y no tenían solución», expuso Alba. «Ahora hay veinte pueblos de León con problemas en los manantiales. Tratar de hacer proyectos baratos nos sale muy caro».