El Comercio

Los médicos asturianos planean una huelga de diez días en diciembre

Un médico camina por los pasillos del HUCA.
Un médico camina por los pasillos del HUCA. / Mario Rojas
  • El detonante ha sido la negativa del Sespa a devolver los días de Nochebuena y Nochevieja, que este año caen en sábado

Los médicos de la sanidad pública amenazan con volver a la carga y complicar las Navidades y puede que el arranque de 2017. Ahora mismo, el Sindicato Médico (Simpa) tiene ya elaborada y sobre la mesa una convocatoria de diez días de huelga para diciembre. Si nada lo remedia, los facultativos irán nuevamente al paro en la segunda semana de diciembre. Sería del 12 al 16 de diciembre y del 19 al 23, a las mismas puertas de la Nochebuena. El origen del conflicto está en las muchas heridas que quedaron abiertas de la huelga de 2012, cuando se implantó la polémica jornada de tarde, se redujeron los módulos compensatorios para los mayores de 55 años que dejan de hacer guardias y se paralizó la carrera profesional. Estos tres asuntos penden aún del conflicto abierto a finales de 2012 y que dérivó en una huelga de tres meses, la más larga de la vividas en la historia del Servicio de Salud del Principado. Sin embargo, el detonante ha sido otra cosa. Ha sido los días de Nochebuena y Nochevieja, que este año caen en sábado y que supuestamente el Sespa debería compensar con dos días libres a los trabajadores. El 24 y 31 de diciembre son días no laborables y no recuperables, y la Administración está obligada a compensarlos con descansos a cuenta de esas dos jornadas.

Al parecer, los responsables de las diferentes áreas sanitarias están demorando este disfrute a los facultativos y resto de trabajadores. No es una asunto baladí. En cifras reales viene a suponer 26.000 días descanso, dos por cada uno de los 13.000 trabajadores en plantilla del Sespa. El caso es que el Simpa, harto de que ninguna de sus reivindicaciones hayan prosperado (ahí siguen los módulos de tarde, la carrera profesional no ha sido reabierta a excepción del primer tramo y los módulos compensatorios son inexistentes), ha dado un golpe sobre la mesa. El texto de la convocatoria lo deja bien claro: la pretensión es celebrar una huelga de diez días seguidos (a excepción del fin de semana que cae en el medio de esos días). Será además de 24 horas, es decir, ininterrumpida de lunes a viernes.

El Simpa abordará este asunto en una reunión que celebrará a finales de la próxima semana. Antes, el gerente del Servicio de Salud, José Ramón Riera, se reunirá este lunes con los gerentes de las ocho áreas sanitarias en un intento por desbloquear el conflicto.

Además de la compensación de Nochebuena y Nochevieja, el Simpa pide también que la jornada implantada en 2012, la de 37,5 horas, se distribuya de otra manera, suprimiendo los polémicos módulos de tarde y avanzando hacia turnos que empiecen a las 7.30 y terminen a las 15 o que empiecen a las 8 y terminen a las 15.30. Asimismo, los facultativos recuerdan que Andalucía ha vuelto a la jornada de 35 horas semanales e invita al Principado a hacer lo mismo.