El Comercio

Un minero jubilado muere en Cerredo por inhalación de humo y su mujer está grave

Los restos mortales fueron trasladados, sobre las dos de la tarde, al Instituto de Medicina Legal.
Los restos mortales fueron trasladados, sobre las dos de la tarde, al Instituto de Medicina Legal. / L. ÁLVAREZ
  • Se cree que el origen fue el mal estado de la chimenea de la cocina, que José Ramón Omente y Sinda Blanco encendieron para calentar la casa

Un hombre de 67 años de edad, José Ramón Omente Rivera, falleció ayer y su esposa, Gumersinda Blanco Regueiro, de 58, se encuentra en estado grave tras resultar intoxicados por monóxido de carbono en su vivienda del barrio de Colominas, en el núcleo de Cerredo, concejo de Degaña.

Poco después de las nueve de la mañana una amiga daba la voz de alarma. Había quedado para tomar un café con la mujer y ante la tardanza se pasó por el domicilio, situado en el primero izquierda del número uno de la barriada minera. Nadie contestaba y preocupada se puso en contacto con la Guardia Civil. Según los testigos, ante los infructuosos intentos por ponerse en contacto con el matrimonio, los agentes finalmente entraron por una ventana, encontrando el cuerpo sin vida de José Ramón Omente y a su esposa inconsciente.

'Vólver', como era conocido el fallecido, y su esposa, a la que los vecinos llaman cariñosamente Sinda, pasaban ahora largas temporadas en Gijón, donde tenían una segunda residencia pero seguían volviendo a menudo a Cerredo, localidad en la que él -ya retirado- trabajó como minero. Habían llegado el jueves y para calentar la casa encendieron como es habitual la cocina de carbón. El mal estado de la chimenea de la cocina podría ser la causa de la tragedia, según los vecinos.

Hasta la vivienda se desplazó rápidamente el equipo de Atención Primaria de Cerredo con una ambulancia convencional. Fueron estos facultativos los que confirmaron el fallecimiento del hombre. El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso en torno a las once de la mañana, a través del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), en el que el médico local solicitaba la intervención del helicóptero medicalizado para evacuar a la mujer. La afectada fue llevada en ambulancia hasta las inmediaciones del colegio, donde tomó tierra la aeronave, y evacuada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde quedó ingresada con pronóstico grave.

Funeral en Ibias

Vecinos, amigos y familiares continuaron en las inmediaciones de la vivienda, situada en la calle principal del pueblo, hasta que se autorizó el levantamiento del cadáver. Poco antes de las dos de la tarde, los restos de José Ramón Omente salían de Cerredo en dirección al Instituto de Medicina Legal, en Oviedo, donde hoy se le practicará la autopsia. El fallecido era natural de San Clemente, en el vecino concejo de Ibias. Allí está previsto que se celebre mañana el funeral, a partir de las 16.30 horas.

El alcalde de Degaña, José María Álvarez Rosón, que se trasladó hasta la zona, recordaba con pesar que no es el primer fallecimiento en el concejo en similares circunstancias. En 2012, una mujer de 87 años y su hijo de 55 fueron encontrados sin vida en su vivienda, en el barrio de Fondos de Villa, a causa de la inhalación de monóxido de carbono generado por la mala combustión de una cocina de carbón.

Temas