El Comercio

Un profesor de Derecho de la Universidad, plagiado por el rector de la Rey Juan Carlos

  • «Es deleznable la falta de honradez de este tipo de personas que emplean dinero público», critica Ignacio Fernández, que no acudirá a la vía judicial

Ignacio Fernández Sarasola, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Oviedo, recibió hace tres semanas una desagradable noticia. Un compañero de la Complutense de Madrid le reenvió un archivo pdf que, a su vez, le habían mandado a él en el que se recogía el plagio del trabajo de tres autores por parte del rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Fernando Suárez. El profesor asturiano cotejó el documento -recogido en un libro colectivo sobre la Constitución de Bayona- y el suyo original y vio cómo «se repetían párrafos enteros tal cual». Pese a todo, el rector en ningún momento hace referencia a que la autoría de dicho contenido corresponde a Fernández Sarasola.

Sí lo hace, en cambio, con otro de los dos plagiados, tal y como publicó ayer 'eldiario.es'. Se trata de María Reyes Domínguez, alumna de la Universidad Complutense, que había presentado su tesis en 2004. A ella se refiere a pie de página y a su «magnífica tesis doctoral», pero las páginas enteras que reproduce están «sin entrecomillar y en ningún momento se dice que las ha copiado», indica el profesor. Y lo mismo ocurre con párrafos enteros de la obra de investigación 'Los españoles de 1808', de Vicente Palacio Atard, ya fallecido, y considerada un clásico del Derecho Constitucional. Para Fernández Sarasola no hay ni pie de página. No se le cita.

Tras recomponerse del asombro, el profesor descartó acudir a la vía judicial, «porque, al final, es más el gasto económico que realizas que el resultado que obtienes». Pero, sin embargo, sí es partidario de que «el caso se conozca y salga a la luz, porque no es la primera vez que ocurre con el rector de la Universidad Juan Carlos». Se refiere a que, previamente, se acusó a Fernando Suárez de plagiar parte de un libro del catedrático de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio Pérez.

Que el copia y pega saliera a la luz era, en opinión de Fernández Sarasola, sencillo, pues en España son muy pocos los expertos que han trabajado e investigado sobre la Constitución de Bayona. El profesor ve «deleznable» que está práctica parta «del director de la revista cabecera de la Historia del Derecho (Anuario del Derecho Español), que cobra sexenios y acreditaciones por su trabajo, y haya jóvenes investigadores a los que se les cierren puertas y tengan que marchar al extranjero a buscarse la vida. Me da rabia esta falta de honradez de personas que están empleando dinero público».