El Comercio

Educación incluirá a los interinos en la evaluación docente del próximo año

Genaro Alonso y el presidente del Consejo Escolar del Principado, Alberto Muñoz, al presentar el informe del curso 2013-14.
Genaro Alonso y el presidente del Consejo Escolar del Principado, Alberto Muñoz, al presentar el informe del curso 2013-14. / M. ROJAS
  • La partida para pagar el plus si se supera la prueba figura en el anteproyecto de presupuestos de la consejería. Si no hay acuerdo, buscará fórmulas

El consejero de Educación, Genaro Alonso, confirmó ayer que su departamento incorporará a los interinos a la próxima evaluación docente, que se abrirá en 2017. Se trata de una prueba a la que, hasta ahora, solo se podían adherir solo los funcionarios de carrera con cinco años de antigüedad. Superarla implica cobrar un plus salarial de 132 euros mensuales, los maestros, y de 206, en el de profesores de Secundaria.

La decisión de incluir a los docentes con contrato temporal, pero con esa misma antigüedad, ha sido tomada después de que el Tribunal de Justicia Europeo, con sede en Luxemburgo, emitiera un auto en el que reconocía el derecho del colectivo a presentarse a dicha evaluación, «pues ejercen funciones similares y están sometidos a obligaciones idénticas, en particular en lo que atañe a los criterios de evaluación (formación, dedicación al centro y participación en la consecución de los objetivos colectivos)». Ese auto sirvió para que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Oviedo fallara la primera sentencia a favor. «El auto del Tribunal de la UE prevalece sobre el derecho interno y, por eso, no hemos recurrido», explicó ayer Alonso, quien adelantó que «ya hay una partida recogida en el anteproyecto de presupuestos de la consejería» para pagar a los interinos que aprueben. Más de un millar de docentes del colectivo cumplen los requisitos y podrían incorporarse. Según los cálculos que hizo el sindicato ANPE, el coste podría superar los 1,8 millones de euros. Alonso confía en que haya acuerdo con el resto de fuerzas políticas para sacar las cuentas regionales adelante. Y si no es así, se comprometió a buscar fórmulas.

Los deberes, «irrenunciables»

El consejero hizo estas declaraciones al finalizar una rueda de prensa en la que el presidente del Consejo Escolar de Asturias, Alberto Muñoz, presentó el informe que este organismo elabora anualmente y que, en esta ocasión, correspondía al curso 2013-2014. El encuentro sirvió también para hablar sobre los deberes, porque, precisamente, una de las propuestas de mejora que ha trasladado el Consejo a la Consejería es que «las tareas escolares se inserten en los tiempos escolares para aminorar las desigualdades que pueden generar, porque está demostrado que a mayor formación académica de los padres, mayor éxito escolar de los hijos». El consejero señaló, al respecto, que aunque «los deberes, por definición, son para realizar fuera del aula, nada impide que puedan diseñarse libremente estrategias en el centro». Pero, aludiendo una vez más a la autonomía de colegios e institutos, señaló que no tiene pensado regularlos. Lo que sí hará será ofrecerles orientaciones en la circular de inicio de curso para que «las tareas sean equilibradas (adecuadas a su edad, curso y contenido abordado en clase) y, en ningún caso, sean discriminatorias». Desde su punto de vista, los deberes son «irrenunciables». «Uno no puede leer por un niño, será él quien tenga que hacerlo para hacer una paráfrasis».

A tenor de los resultados del informe, Alonso y Muñoz señalaron que el porcentaje de consecución de los objetivos educativos que fija la UE para 2020 se sitúa en torno a un 85%. Destacaron que el número de escolares que cursa dos idiomas se sitúa en un 62%% frente al 42% de España y del 65% de la UE; la tasa de idoneidad (alumnos que están en el curso que les corresponde por edad), superior a la media, o los niveles de abandono escolar temprano, de un 13,6% frente al 21,9% nacional.

El informe -que revela que Asturias tiene la tasa poblacional en edad de escolarización más baja del país (con un 11,9%) hace referencia al gasto público global en la pública y privada por alumno (6.400 euros), dato que las fuentes oficiales, señaló Muñoz, disgrega y aporta el de la concertada. Cree que «si no se da es porque puede servir para argumentar que, como en la concertada el alumno es más barato, para qué lo vamos a pagar más caro, olvidándose de que la pública garantiza la universalidad de la educación».

Por la tarde, el consejero se refirió a la visita de escolares al Cabo Noval y señaló que estas actividades se circunscriben en las autonomías de los centros. «Me parece que hay otras más relevantes» y dijo que estará atento a la próxima edición para dictar, si fuera necesario, «alguna orientación para que no contravenga los valores de la escuela».