El Comercio

Podemos acusa a Del Busto de usar «maniobras de distracción» para no investigar posibles tratos de favor en las listas de espera

  • La formación morada critica al consejero de Sanidad por revelar patologías de pacientes incluidos en los archivos presentados para la investigación

Podemos ha acusado hoy al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, de recurrir a "una maniobra de distracción" para evitar que su departamento investigue los datos que le envió el diputado morado Andrés Fernández sobre el supuesto trato de favor recibido por dos altos cargos del Principado en el servicio de Urología del Hospital Universitario Central (HUCA).

Fernández había denunciado, sin dar nombres, detalles o fechas, que dos altos cargos pudieron haber recibido trato de favor para ser intervenidos sin entrar en la lista de espera en un caso y para que su operación se adelantara varios meses en otro.

Por su parte, el consejero señaló que Podemos le remitió un correo electrónico con los datos de la historia clínica de seis pacientes, una de las cuales correspondía a un alto cargo del Principado y las otras cinco de pacientes "normales y corrientes" para que sirvieran de comparativa con el primero.

Del Busto anunció que, tras consultar con los servicios jurídicos, trasladaría esta documentación a la Fiscalía para que estudie el caso tanto en lo relativo al supuesto trato de favor como al hecho de que se hayan difundido las historias clínicas, lo que podría vulnerar la Ley de Protección de Datos.

En un comunicado, Podemos asegura hoy que, al advertir de que no analizaría la documentación, Del Busto "se lavó literalmente las manos" con una información que, afirman, "por su apariencia supuestamente se trata de una copia de archivos del sistema de información del HUCA, pero que dado que cualquier archivo gráfico es susceptible de ser manipulado, debe verificarse si es auténtica". "Hasta que esto no ocurra, ni se puede hablar de una prueba sólida, ni se pueden emitir certezas sobre las implicaciones que pueda tener su contenido", afirma Podemos que considera, no obstante, que "urge la comprobación de autenticidad" que sólo puede llevar a cabo el Servicio de Salud (SESPA).

Podemos asegura que por ese motivo solo envió la información al gerente del SESPA y del área sanitaria VI así como al consejero y afirma que "en ningún momento hizo pública ningún tipo de información personal de tipo clínico". A su juicio, la postura adoptada por el consejero es "un simple pretexto" y "una maniobra de distracción" para evitar que se investigue "un caso que pone en tela de juicio la supervisión gestora y política de un servicio inmerso en presuntas irregularidades y caos organizativo".

Además, inciden en que Del Busto reveló "mucha más información" de la que contenía la documentación al hablar de "pacientes con tumores renales", cuestión que, afirman, no se mencionaba en los archivos que enviaron, "donde en ningún caso figuraban diagnósticos, sólo fechas de intervenciones y epígrafes genéricos de cursos clínicos".

Esta circunstancia, subrayan, solo puede explicarse o bien por el hecho de que estaba "al corriente del caso" o bien que comprobó las historias clínicas, "haciendo precisamente lo contrario de lo que afirmó en la rueda de prensa".

Asimismo, Podemos afirma que no toma en consideración "la soslayada amenaza hacia quienes notificaron los hechos" dado que, a su juicio, "no es la primera vez que el Gobierno asturiano carga contra quienes denuncian irregularidades".