El Comercio

«En la adolescencia se da el germen de la violencia más cruel»

La fiscal Teresa Peramato durante su charla en Avilés.
La fiscal Teresa Peramato durante su charla en Avilés. / Marieta
  • La conferencia de la fiscal Teresa Peramato analiza en Avilés el Estatuto de la Víctima, en una jornada con numerosos actos

Teresa Peramato, la fiscal adscrita a la sala contra la violencia sobre la mujer de la Fiscalía General del Estado, instó ayer a analizar los fallos del sistema de protección a las víctimas de violencia machista porque «un Estado no puede permitirse quedar parado ante actos de esta naturaleza» y desde la convicción de que «solo desde el procedimiento penal se pueden poner limitaciones al agresor, pero para eso necesitamos la coordinación y colaboración de todo el mundo».

Contundente y crítica, Peramato reconoció que el sistema judicial «falla y comete errores». Una disfunción que comienza por la falta de coincidencia sobre el número de víctimas que maneja la Fiscalía y las delegaciones de gobierno. «Para la Fiscalía no existen cuarenta, sino cincuenta acreditadas y una todavía por confirmar», anotó.

Recordó que como delitos públicos, tanto las fuerzas de seguridad, jueces y fiscales como los ciudadanos y sanitarios deben informar y perseguir estos actos.

La asociación de vecinos de Villalegre y los padres de alumnos organizaron una suelta de globos.

La asociación de vecinos de Villalegre y los padres de alumnos organizaron una suelta de globos. / marieta

Habló de las víctimas indirectas, los hijos, y de la necesidad de adecuar la norma a la realidad social, en referencia a las situaciones de control y abuso que se dan en parejas jóvenes y adolescentes, «el germen de la violencia más cruel que se puede producir. Si no lo atacamos cuando comienza, difícilmente lo podremos hacer después».

Recuerdo de las víctimas

Por otra parte, cerca de un centenar de personas participaron durante la mañana en el acto central de la comarca celebrado en la plaza de España, frente al Ayuntamiento de Avilés. Representantes de todos los partidos políticos, agentes sociales, como el presidente de la Unión de Comerciantes, José Manuel García 'Roxín', e integrantes de asociaciones de mujeres se sumaron al acto donde se recordó a Ascensión Amores, la avilesina asesinada el pasado enero, junto a las otras mujeres muertas en la ciudad en actos similares.

Juan Antonio Oceja Torres, de la unidad de coordinación contra la violencia sobre la mujer de la Delegación de la Mujer, leyó el manifiesto elaborado por el Consejo de la Mujer en la que se defendía una mayor educación e implicación de los hombres en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Tras la lectura, se leyeron los nombres de las 54 mujeres e hijos asesinados desde el 25 de noviembre de 2015 en actos de violencia machista, incluyendo los tres heridos graves. Tras ello, se guardaron cinco minutos de silencio.