El Comercio

30 años en Mansilla de las Mulas por tres muertos y dos heridas

La Audiencia Provincial consideró probado que, en la madrugada del 23 de mayo de 2011, José Manuel Álvarez entró en casa de sus exsuegros cuando todos dormían. Y que lo hizo armado con un destornillador y una maza. Probado vio también que mató a su exsuegro, Manuel Ángel Brugos, de una puñalada frontal. Y a su excuñado, Roberto Brugos, de treinta cortes, el mortal por la espalda. Y a la pareja de su exmujer, Jorge Marqués, de veinte puñaladas. A él, el primero. También que hirió a su exsuegra, Isabel Rodríguez, en la cabeza. Y a su exmujer, en el pulmón. Todo ante sus hijos de 6 y 10 años. Le condenó a 89 años, 40 años de condena efectiva, que el Supremo rebajó a 30. Está en Mansilla de las Mulas. Podrá pedir su primer permiso en 2033.