El Comercio

Detenido un langreano en Tenerife por intentar matar a su pareja

  • J. B. G., de 61 años, se entregó horas después de provocarle un corte en el cuello a la víctima, también asturiana, en la localidad de Las Galletas

Un langreano de 61 años residente en Tenerife, J. B. G., fue detenido por la Guardia Civil acusado de intentar asesinar a su compañera sentimental, también asturiana, a la que provocó un corte en el cuello con un cuchillo. Los hechos ocurrieron el domingo en la localidad de Las Galletas, donde el asturiano reside desde hace años.

Según apuntaron fuentes de la Benemérita, varios testigos alertaron a las 13.30 horas de lo sucedido. La víctima se encontraba en la terraza de una cafetería con una amiga cuando se les acercó presuntamente «su pareja sentimental, portando un cuchillo de grandes dimensiones».

«Sin mediar palabra, el agresor le sostuvo por la cabeza y le produjo un corte en el cuello, intentando agredir a la otra mujer con la misma arma. Momentos más tarde el agresor abandonó el lugar corriendo», explicaron las mismas fuentes.

La víctima sufrió una profunda herida en el cuello por la que sangraba abundantemente. Fueron los propios agentes de la Guardia Civil que se desplazaron de urgencia hasta el lugar los que le practicaron los primeros auxilios hasta que se personaron los servicios sanitarios de emergencia.

Dispositivo de búsqueda

La mujer fue trasladada a un hospital del sur de Tenerife, mientras que las fuerzas y cuerpos de seguridad ponían en marcha el protocolo de búsqueda del individuo que a punto estuvo de acabar con la vida de la mujer. La amiga que la acompañaba pudo repeler el ataque y no resultó lesionada, si bien los hechos provocaron una gran conmoción entre los testigos y también al resto de los residentes de esta pequeña localizado insular de poco más de 7.000 habitantes.

El amplio dispositivo de búsqueda no permitió dar con el paradero del sospechoso, quien acabó por entregarse a las 4.20 horas de la madrugada de ayer en el puesto principal de la Guardia Civil de Playa de las Américas, a unos trece kilómetros de donde se produjo el ataque.

Recibió el alta

Quedó detenido por un delito de homicidio en grado de tentativa y está a la espera de pasar a disposición del juzgado que realiza las funciones de guardia. Con las pruebas existentes y la gravedad de los hechos ocurridos, J. B. G. podría ingresar en un centro penitenciario.

La víctima fue dada de alta en el hospital horas después de su ingreso. Pese a que presentaba una importante hemorragia, el corte no le afectó la arteria ni la garganta, por lo que su vida no corre peligro.