El Comercio

Fade urge al Principado a «presionar en Madrid para concluir las obras pendientes»

José María Pertierra y Belén Fernández saludan a Alberto González antes de iniciar la reunión en la consejería.
José María Pertierra y Belén Fernández saludan a Alberto González antes de iniciar la reunión en la consejería. / PABLO LORENZANA
  • «De ello va a depender el desarrollo de la región», señaló el director de los empresarios, Alberto González, tras reunirse con Belén Fernández

«Las infraestructuras van a servir para impulsar o frenar el desarrollo de la región. En los próximos años tendrán una importancia fundamental a la hora de marcar nuestras capacidades competitivas». Con estas palabras defendía ayer el director general de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Alberto González, una vez más, la necesidad que tiene Asturias de lograr que el Gobierno central cumpla los compromisos adquiridos en los últimos tiempos en materia de infraestructuras. Lo hacía en conversación con EL COMERCIO a la salida de la reunión que mantuvo por la tarde con la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández.

Durante el encuentro -enmarcado en la ronda de contactos que inició la titular de Infraestructuras la pasada semana con agentes sociales y políticos a fin de sumar esfuerzos para reclamar las obras que son estratégicas para el futuro de Asturias-, el director de los empresarios volvió a insistir en «la necesidad de hacer presión en Madrid para que se concluyan las infraestructuras pendientes en la región». Concretamente, se mostró preocupado por aquellas que considera «vertebradoras», como la variante de Pajares, los accesos al El Musel y la ZALIA y la autopista del mar.

Tras la reunión, González reconoció estar satisfecho con el hecho de que «el Principado haya decidido dar el paso para abanderar las reclamaciones relacionadas con las infraestructuras que Asturias debe hacer al Gobierno central. Hace tiempo que Fade viene reclamando liderazgo político en este aspecto», aseveró.

Potenciar el aeropuerto

La de los empresarios no fue la única reunión que mantuvo ayer Belén Fernández, quien también conversó con los integrantes de la gestora de USO en Asturias Begoña Díaz, Miguel Rivero y José Carlos del Reguero. Una de las prioridades, recalcaron, es «ultimar la variante de Pajares de cara a acortar los tiempos de transporte de mercancías y, por tanto, dar viabilidad a las empresas asturianas y abrir la puerta a otras nuevas». Los sindicalistas hicieron hincapié también en la necesidad de «mejorar la conservación de aquellas infraestructuras de las que ya dispone la región» y «buscar nuevos destinos que garanticen la viabilidad del aeropuerto, pues se podría ver afectado por la finalización de la variante, los accesos a El Musel y la autopista del mar».

Finalmente, la consejera se reunió, a última hora de la tarde, con el secretario general del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) en Asturias, Pedro Beltrán; su homólogo del Sindicato Ferroviario, Rafael Iglesias, y el coordinador del Sector Federal Ferroviario de CGT, Diego Sánchez. Durante el encuentro, los sindicalistas subrayaron la «acuciante necesidad de inversiones» de que adolece la red de trenes de cercanías y reclamaron más dinero para material e infraestructuras «tanto de ancho de vía internacional como ibérico». Llamaron también la atención sobre la antigüedad y las frecuentes averías de las unidades de viajeros de la región y la necesidad de contratar a «entre 34 y 40» nuevos empleados, pues la plantilla, ya de por sí reducida, «está en pleno proceso de jubilaciones».

El propósito de estos encuentros, según explicó la consejera Belén Fernández la pasada semana, es «avanzar en la elaboración de un documento de consenso que deberá estar listo en enero y en el que se plasmarán las obras que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene pendientes en Asturias». La ronda continuará, previsiblemente, este jueves con nuevas reuniones con las cámaras de comercio de Gijón, Oviedo y Avilés.