El Comercio

El Instituto de la Mujer asume el Observatorio con la Violencia de Género

  • Esta medida supone un refuerzo de los instrumentos para combatir esta lacra social

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la modificación del decreto que regula la organización y funciones del Instituto Asturiano de la Mujer y Políticas de Juventud de forma que Observatorio contra la Violencia de Génerose incorpora a su estructura orgánica como órgano de consulta y participación.

Según el portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez, esta medida supone un refuerzo de los instrumentos para combatir esta lacra social, ya que es el paso previo para poder realizar el desarrollo reglamentario y normativo del observatorio y la constitución de manera formal este órgano.

De esta forma, según Martínez, se da cumplimiento a una de las medidas incluidas en el Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres y permitirá consolidarlo como un órgano de referencia en el estudio e investigación de las causas de los feminicidios en Asturias.

El desarrollo de las funciones, composición, organización y régimen de funcionamiento del observatorio se concretará posteriormente a través de un decreto en el que ya trabajan la Dirección General del Instituto Asturiano de la Mujer y Políticas de Juventud.

De esta forma, el Principado trabajará con diversos expertos en la investigación y análisis de los circunstancias que concurren en los asesinatos de mujeres para diseñar estrategias y recomendaciones que contribuyan a la mejora de los sistemas de protección.

Por otra parte, el Ejecutivo ha autorizado la renovación de los convenios de colaboración entre el Principado y los ayuntamientos de Gijón, Oviedo, Avilés, Valdés, Castrillón y Langreo para el mantenimiento de la Red Regional de Casas de Acogida, en la que han ingresado este año 356 personas, de las cuales 181 eran mujeres y 175 menores.

Además, el Gobierno ha autorizado a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales a firmar convenios con trece ayuntamientos y entidades locales para la gestión de los Equipos de Intervención Técnica de Apoyo a la Familia (EITAF), una iniciativa a la que el Principado destinará 1,1 millones en 2017. Los EITAF persiguen mejorar las relaciones sociofamiliares y promover el desarrollo y bienestar de los menores y son gestionados por los ayuntamientos que aportan el local, contratan a los profesionales y ofrecen las prestaciones que el año pasado beneficiaron a 782 familias y 1.268 menores.