El Comercio

«La situación de la conexión con Asturias no es sencilla», asume el ministro De la Serna

Juan Vicente Herrera presenta a Íñigo de la Serna en Valladolild.
Juan Vicente Herrera presenta a Íñigo de la Serna en Valladolild. / EFE
  • El sucesor de Ana Pastor compromete fondos para el plan de vías de Valladolid. Juan Vicente Herrera reclama que el AVE no quede en León

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, siguió con su ronda de contactos con los presidentes autonómicos, protagonizando su primera salida de Madrid. Hasta Valladolid se trasladó junto al presidente de Adif y otros altos cargos con los que escuchó las reivindicaciones del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. «Lo hemos hecho en clave del noroeste», señaló el jefe del ejecutivo regional, quien reivindicó que «con la llegada de la alta velocidad a Palencia y León, se abre un objetivo de continuidad, porque ni Palencia ni León son fin de nada, son el punto en virtud del cual la alta velocidad va a cubrir las aspiraciones de Asturias a través de una obra nada sencilla, como es la variante de Pajares».

Durante una rueda de prensa conjunta de más de una hora, De la Serna recogió el guante y aseguró haber tratado obras de conexión «que tienen que ver más con Galicia, con Asturias, con la situación que ya conocen, que no es tampoco sencilla, aunque ninguna lo es». Es la primera y única referencia explícita que el ministro ha hecho sobre los problemas de la región desde que asumió el cargo, el pasado día 4. En su comparecencia de ayer agregó que el objetivo de esta primera ronda de contactos es «desatascar aquellos tramos con contratos que tengan dificultades técnicas, para acelerar los trabajos en marcha». También manifestar a los presidentes, sobre todo a los socialistas, que toda nueva obra exige su inclusión en un presupuesto general del Estado ahora en discusión.

De la Serna se comprometió a dar «toda la celeridad posible» a las pruebas que permitirán incrementar la velocidad del Alvia entre Valladolid y León, lo que acortaría los plazos del tren Asturias-Madrid. También prometió 60 millones para el plan de vías de Valladolid y anunció que prorrogará el plan de vivienda, para que el próximo curso sigan distribuyéndose ayudas al alquiler y la rehabilitación.