El Comercio

Tala de árboles en El Franco, tras el incendio del año pasado.
Tala de árboles en El Franco, tras el incendio del año pasado. / P. L.

Los ganaderos saldrán a la calle si se frena la ley anti acotamientos

  • IU aprovecha el trámite final para pedir amnistía a los expedientes en curso y cercar las parcelas que «excepcionalmente» se prohíban al pastoreo

El Parlamento asturiano ultima una reforma que provocará más incendios en el monte o terminará con una discriminación que sufren los ganaderos, según el bando al que se consulte. La iniciativa, presentada por el PP y que tuvo el respaldo inicial de todos los grupos salvo Podemos, quiere reescribir el artículo de la Ley de Montes del Principado que desde 2004 impide el pastoreo en las parcelas que han sido calcinadas.

La Consejería de Desarrollo Rural, por su parte, trata de redirigir el propósito. El pasado día 22 convocó al consejo de política forestal, cita en la que la patronal de la madera, CC OO, los ecologistas y la universidad se opusieron a acabar con los acotamientos. En la reunión se analizaron tres informes de las universidades de Oviedo y Autónoma de Madrid, jurídicos y de técnicos forestales, asegurando que la reforma que se propone contraviene la legislación estatal y erosionaría más los montes quemados.

José Ramón García, secretario general de la Unión de Campesinos de Asturias (UCA), mantiene lo que advirtió aquel día: «Vamos a salir en manifestación si la consejería para lo que plantea el parlamento». El representante sindical acusa a Desarrollo Rural de «hacer llamadas a todos y presionarles para que hagan informes en contra de lo que realmente piensan». García apunta directamente a la patronal maderera: «Siempre fuimos de la mano, y ahora quieren prohibir que pase el ganado; que alguien me explique por qué la erosión de una máquina arrastrando pinos por una zona quemada es menor a la de una vaca».

Ciudadanos acaba de lograr que el plazo para presentar enmiendas se amplíe hasta el próximo día 16. IU, por su parte, ya ha aprovechado el trámite para proponer ciertas variaciones; solicita que el acotamiento se limite a las zonas destinadas a la repoblación, dado el coste que le ha supuesto a la Administración. «Son casos concretos, en los que incluso se debe cercar físicamente para que además de los animales domésticos, no pasen los salvajes», explica la diputada María Josefa Miranda.

La coalición mantiene su rechazo a la norma actual por lo «indiscriminado» de los acotamientos, que en ocasiones «impide el paso del ganado a caminos y zonas para beber». Por este motivo, insta a aplicar una amnistía a todos los expedientes de sanción o acotamiento que se hayan iniciado desde que el 1 de julio el Parlamento tomó en consideración esta reforma legislativa.