El Comercio

Quejas de auxiliares educativos y fisios por sus nuevos contratos

  • Trabajarán las mismas horas pero en peores condiciones ya que su sueldo se reducirá en unos 300 euros al mes

Auxiliares educativos y fisioterapeutas que trabajan con niños con necesidades especiales se concentraron ayer por la tarde ante la Junta en protesta por el nuevo tipo de contrato que se les aplicará desde enero. En la práctica, supone que trabajarán las mismas horas pero en peores condiciones ya que su sueldo se reducirá en unos 300 euros al mes. Tras varias sentencias que, desde 2014, anulaban las contrataciones «a cúmulo de tarea» de estos profesionales -170 en toda Asturias- por considerar que incurrían en un fraude de ley, la Administración regional se vio obligada a crear esas plazas. Son 28 puestos que se convocan a costa de despedir a 28 limpiadoras.