El Comercio

El Gobierno central prohíbe plantar patatas en siete concejos asturianos

    El Gobierno central prohíbe plantar patatas en siete concejos
    • Aprueba un plan con una vigencia de cinco años para controlar y erradicar la plaga de polilla guatemalteca, que afecta a la zona occidental de Asturias, dos provincias de Galicia y Canarias, donde se detectó en 2015

    El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto por el que ve la luz el Programa Nacional de Medidas de control y erradicación de la polilla guatemalteca, una plaga que afecta a la zona occidental de Asturias, Galicia (La Coruña y Lugo) y Canarias, donde se detectó en 2015. El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, explicó ayer que el programa tendrá una vigencia de cinco años.

    El plan, que pretende acabar con esta «plaga» que afecta tanto a los cultivos en el campo como a las patatas que se guardan en almacenes, incluye medidas preventivas -como prospecciones y controles sistemáticos para descubrir la presencia de esta polilla- y actuaciones para su erradicación. Entre estas últimas se encuentran la de delimitar la zona afectada y la zona tampón o de protección y la destrucción del material contaminado con la correspondiente indemnización a los productores, informa Europa Press.

    Los controles también se aplicarán en lugares de venta de patata ubicados en las zonas que se determinen como de riesgo, y cuya delimitación se definirá en el marco del Comité Fitosanitario Nacional.

    En el caso de que se confirme oficialmente la presencia de la plaga, se pasará al siguiente paso, el de la erradicación. Para ello, se prohibirá el cultivo y se restringirán los movimientos de tubérculos en las zonas afectadas, mientras que en las zonas tampón o de protección se restringirán los tratamientos fitosanitarios y las condiciones de circulación.

    El Real Decreto también contempla la destrucción del material contaminado, con la indemnización correspondiente, siempre dentro del marco de la normativa fitosanitaria española y de la Unión Europea.

    En Asturias, la polilla guatemalteca está presente en siete concejos: San Tirso de Abres, Vegadeo y Castropol, los tres más afectados, así como Taramundi, Navia, Valdés y Cudillero, donde la presencia de la polilla es menor. En aplicación del plan aprobado ayer, en todos ellos queda prohibido el cultivo de patata mientras no se erradique la plaga.

    Además, el Principado -en la resolución transitoria que aplicó mientras llegaba la resolución del Gobierno central- estableció como zona de especial vigilancia los concejos de Tapia de Casariego, El Franco, Coaña y Villayón, lo que suponía que los productores de estos municipios, tanto profesionales como de autoconsumo, debían inscribir sus cosechas de patatas para poder tener vigilada la plantación.

    Recibe nuestras newsletters en tu email

    Apúntate