El PP sostiene que es el único partido que «apuesta por la alta velocidad a Asturias»

Túneles de la variante de Pajares.
Túneles de la variante de Pajares.
  • La ponencia política que debatirán los populares en su congreso regional apunta que impulsarán la estación intermodal de Gijón y la autovía del Suroccidente

El Partido Popular asturiano se arroga los avances cosechados hasta ahora en la variante de Pajares y los que haya en un futuro. Así se indica en la ponencia política que se debatirá hoy en su congreso regional, donde se apunta que «son gobiernos del Partido Popular los que apuestan por el AVE en Asturias», en clara contraposición a las críticas vertidas desde el Gobierno del Principado y las formaciones de Foro y Ciudadanos, que exigen de Mariano Rajoy el cumplimiento de sus compromisos sobre la variante. Los populares asturianos van más allá y, en ese documento, añaden que «es el Partido Popular quien seguirá impulsando y apostando tanto por la alta velocidad como por la solución en Gijón de la estación intermodal, así como el soterramiento de vías».

El debate de la ponencia llega en un momento en que los aliados del Partido Popular en el Congreso de los Diputados comienzan a dudar del cumplimiento de los acuerdos firmados por el Gobierno de Mariano Rajoy con Foro y Ciudadanos. Ante las críticas a la aparente ralentización de las obras de la variante de Pajares y las dudas de que los túneles lleguen a contar con vías de ancho internacional, que son las que le confieren la conectividad con los grandes corredores ferroviarios de Europa, el propio Rajoy dijo a los diputados asturianos en el Congreso que «yo les pido a cambio un esfuerzo para entendernos, de qué es lo que tenemos que hacer exactamente, porque creo que es la mejor forma de manejarnos». No obstante, tanto Ciudadanos como Foro creen que las cosas ya estaban claras. La formación naranja había pactado ancho de vía mixto para pasajeros y mercancías en la variante, mientras que Foro había firmado el ancho internacional de las vías en el tramo León-La Robla. Ambas formaciones aseguran no entender ese «esfuerzo» que reclama ahora Mariano Rajoy.

Competitividad

La ponencia de los populares hace referencia a más infraestructuras que los conservadores consideran esenciales para «vertebrar toda la región con las comunicaciones óptimas que aseguren competitividad para las empresas» asturianas. Y apunta conseguir más tráficos para los puertos de Gijón y Avilés, así como que «impulsaremos las mejoras de vías de acceso a El Musel para poder mejorar su competitividad». Otro objetivo prioritario cuya culminación compromete es «la finalización de la autovía Oviedo-La Espina, así como la solución que impulse su continuidad al Suroccidente conectando La Espina con Cangas del Narcea».

Los asuntos ferroviarios son los que más ampollas levantan en el Ejecutivo regional, que calificó de «contradictoria» y «una provocación a Asturias» la postura que ahora mantiene Mariano Rajoy. Y todo ello en un momento en el que el Principado trata de consensuar un documento con las principales necesidades asturianas en materia de infraestructuras para ser planteado al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Sin embargo, ese consenso, al menos a nivel político, parece lejano, ya que solo Izquierda Unida respalda en estas negociaciones al Gobierno de Javier Fernández, que sí ha logrado la plena implicación de 17 organizaciones empresariales, sindicales y sociales de la región.

En la ponencia política de los populares no queda en el olvido el aeropuerto de Asturias, que el Partido Popular considera fue «discriminado en favor de León durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero». El documento incide en que las instalaciones de Santiago del Monte «no pueden continuar con conexiones testimoniales», por lo que aboga por «un Plan Estratégico para la Conectividad Aérea, nacional e internacional, clave para el desarrollo económico y empresarial de Asturias». De momento, la única novedad respecto de la variante de Pajares es que para el tramo León-La Robla Fomento solo prevé obras de mejora por 18 millones de euros.