¿Tienes perro? Estas son las playas asturianas a las que lo puedes llevar

Arenal del Rinconín, en Gijón. Los dueños de perros pueden acceder a esta playa canina durante todo el año.
Arenal del Rinconín, en Gijón. Los dueños de perros pueden acceder a esta playa canina durante todo el año. / PALOMA UCHA.
  • Algunos arenales asturianos ya permiten a los dueños de canes acceder con ellos. No obstante, conviene conocer la normativa para evitar sanciones

Poco a poco, los dueños de perros están consiguiendo que se habiliten espacios para que puedan disfrutar de sus mascotas al aire libre. En concreto, las playas son una de las principales reivindicaciones para los amantes de estos animales que, no sin controversia, han ido abriéndose a su presencia en algunos puntos de la región. No obstante, conviene recordar que no pueden hacerlo en todas ni en todas las fechas del año, ya que las normativas municipales son muy claras e incumplirlas puede conllevar sanciones que pueden superar los mil euros. A continuación, enumeramos los puntos costeros a los que se puede acceder y cómo.

Acceso con perros durante todo el año:

- Playa del Rinconín, en Gijón.

- Cala Saliencia, en Cudillero.

. Playa de Bayas, en Castrillón.

Pese a que los dueños de perros pueden acceder a estas tres playas caninas sin restricciones horarias durante todo el año, deben tener en cuenta no obstante algunas normas que tienen cumplir, como tener la mascota vacunada y en regla, mantener controlados sus movimientos y evitar que moleste o otros usuarios, recoger sus excrementos y, en algunos casos, ponerles bozal en caso de que pertenezca a una raza considerada potencialmente peligrosa.

Pese a que la presencia de estos animales está limitada a los mencionados arenales durante todo el año, los dueños pueden, no obstante, acudir con ellos a otros puntos en determinadas épocas del año en las que no hay muchos usuarios. Ese es el caso de la playa de San Lorenzo, de Gijón, donde se puede acudir con los animales antes de que se inicie la temporada de verano. Algo similar ocurre en los arenales de Castrillón, aptos para perros en su totalidad hasta el 15 de mayo. Es a partir de esta fecha y hasta el 17 de septiembre cuando los dueños deben restringir su presencia al arenal de El Bayón.