Fenando Fernández Pérez.
Fenando Fernández Pérez. / E. C.

Fallece un joven de Navelgas mientras buceaba en Galicia

  • Miembro de Cruz Roja en Tineo, Fernando Fernández tenía 35 años y quería hacer un curso de socorrismo acuático

Había ido con un grupo de amigos a practicar submarinismo, pero nunca regresó. Fernando Fernández , de 35 años, natural de Miño y vecino de Navelgas, fallecía este domingo mientras practicaba una de sus aficiones, el buceo, en las inmediaciones del muelle de Rinlo, en el municipio gallego de Ribadeo.

Un particular fue el que dio el aviso de que algo estaba sucediendo a la Central de Atención de Emergencias. Eran las 19.20 horas. Explicaba que dos personas, ataviadas con el traje de buceo, le pidieron ayuda porque les faltaba un compañero.

Inmediatamente, el 112 puso el aviso en conocimiento de Salvamento Marítimo, que movilizó a una embarcación y al helicóptero de rescate Pesca 2, con base en Celeiro, en el concejo de Viveiro.

También alertó a Urgencias Médicas, a la Guardia Civil y a los efectivos de Protección Civil de Ribadeo. Pero nada se pudo hacer por Fernando Fernández. Tan solo rescatar su cadáver, una operación que resultó más complicada de lo previsto. De hecho, al final tuvo que ser desde el helicóptero dado que tras depositar los rescatadores el cuerpo en unas rocas, un golpe de mar lo volvió a llevar mar adentro. Precisamente un golpe de mar es una de las causas que se barajan para explicar su fallecimiento. Otra es que el joven sufriera una indisposición.

Conmocionados iban recibiendo la noticia de su muerte quienes le conocieron. Era voluntario en Cruz Roja, en Tineo, desde los diecisiete años y desde hacía ocho prestaba en esta entidad labores de teleasistencia, además de conducir la ambulancia. Era una persona «muy querida y entrañable», decía la presidenta de la asamblea local, Carmen Riopedre. «Perdió la vida haciendo lo que más le gustaba», lamentaba sobre un joven que «en cuanto tenía un rato libre se iba a bucear». Fernández, también aficionado al baile, tenía en mente realizar un curso de socorrismo acuático. El velatorio de Navelgas se quedaba ayer pequeño ante la cantidad de personas que acudieron a darle su adiós. El funeral se oficiará hoy en la iglesia de Santa Eulalia de Miño a las 18 horas.