Ocho concejos asturianos, en «especial vigilancia» por la gripe aviar

  • Vegadeo, Castropol, Tapia de Casariego, Corvera, Gozón, Gijón, Villaviciosa y Ribadesella están obligados a censar sus gallineros

A la polilla guatemalteca, las explotaciones agroganaderas asturianas suman ahora otra amenaza. Ocho concejos asturianos -Vegadeo, Castropol, Tapia de Casariego, Corvera, Gozón, Gijón Villaviciosa y Ribadesella- han sido declarados «zonas de especial vigilancia» en relación con la influencia de la gripe aviar. El Ministerio de Agricultura impone a estos concejos la adopción de una serie de medidas restrictivas para controlar la situación al situarlas en un nivel dos de alerta tras las denominadas zonas de especial riesgo donde no figura ninguna población asturiana.

La nueva normativa, que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), obligará a estos territorios del Principado a elaborar un censo de sus gallineros para evitar la proliferación de la plaga. La autoridad competente comprobará que los datos de las explotaciones ubicadas en los municipios incluidos en el Registro general de explotaciones ganaderas están completamente actualizados. El registro administrativo incluirán entre los datos de las explotaciones no comerciales, a excepción de aquellas que contengan únicamente aves ornamentales domésticas, de estos municipios, la identificación del propietario y dirección de la explotación, el número habitual de aves y especie o especies a que pertenecen así como el sistema de cría (cerrado, abierto, mixto).

La gripe o influenza aviar altamente patógena es una enfermedad infecciosa de las aves, De los distintos subtipos del virus de la gripe aviar, la cepa H5N1 es especialmente virulenta por lo que, a raíz de los brotes de dicha cepa, que se iniciaron en el Sudeste Asiático en diciembre de 2003, la Comisión Europea adoptó varias decisiones para evitar la introducción de esta enfermedad en la Comunidad desde los terceros países afectados.La aparición del primer caso de influenza aviar altamente patógena en nuestro país, hace preciso adoptar medidas específicas en relación con la enfermedad, que serán de aplicación en España, salvo en las partes afectadas por haberse declarado un foco de la enfermedad. La presente orden será de aplicación en todo el territorio nacional y afecta a todas las aves de corral que se crían o están en cautividad para producir carne, huevos para incubar y huevos destinados al consumo, así como para producir otros productos comerciales, reponer las existencias de caza u otras actividades cinegéticas, o para la reproducción de estas categorías de aves. También las aves silvestres que viven en libertad y no en explotación y otras cautivas, en refrencia a cualquier ave en cautividad para muestras, carreras, exposiciones y competición, La nueva restricción afecta también a los establecimientos donde se mantengan animales de especies silvestres para su exposición al público durante siete o más días al año, con excepción de los circos y las tiendas de animales.

Entre las restricciones que se imponen en los ocho concejos asturianos destaca la prohibición de llevar aves de corral a certámenes ganaderos y exhibiciones organizados en estos límites a excepción de si lo autoriza la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales.

Serán las administraciones regionales las encargadas de realizar una vigilancia de oficio para el cumplimiento de las medidas resueltas.