La alta demanda disparó hasta un 7% los precios hoteleros en Semana Santa

Julio Bobes, José Luis Álvarez Almeida y José Luis Enríquez, ayer, en la sede de Fade.
Julio Bobes, José Luis Álvarez Almeida y José Luis Enríquez, ayer, en la sede de Fade. / ÁLEX PIÑA
  • «Ha habido más cliente de carta que de menú del día», confirma la Mesa de Turismo de Fade cuyos datos fijan a Gijón como el destino líder en ocupación

«Ha sido la mejor Semana Santa desde el inicio de la crisis». Las previsiones se cumplieron. El sector turístico asturiano cerró el primer periodo vacacional del año con récord. «Mejoramos los datos de 2016, que ya fueron buenos», con estancias más largas, hasta un 15% más de ocupación en los días no festivos, con Gijón como motor y, sobre todo, con más gasto. «La hotelería incrementó sus precios entre un 5 y un 7%» mientras los restauradores detectaron «más cliente de carta que de menú del día».

Esas son las principales conclusiones del balance realizado ayer por la Mesa de Turismo de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). El portavoz del ente que aglutina hotelería, hostelería, turismo rural y turismo activo, José Luis Álvarez Almeida precisó, no obstante, que «subir el precio no significa crecer en rentabilidad, porque los gastos se han mantenido», además de apuntar que «en hotelería es más fácil ver la subida de precios. En la hostelería no sucede así. El menú no sube veinte euros por ser Semana Santa».

Lo que sí ha subido ha sido la ocupación. «Queremos destacar el incremento registrado, sobre todo, antes de los días festivos. Si el año pasado tuvimos una media de reservas del 40%, este lo fue del 55%».

Gracias a la Oviedo Cup

Un aumento que los empresarios achacan tanto a la oferta regional como al apoyo de la meteorología y, sobre todo, a actividades extraordinarias «como la Oviedo Cup. Esa cita atrajo a casi 5.000 personas. Sin ella, quizás los datos de la Semana Santa habrían sido diferentes», señaló Almeida quien apuntó ese tipo de actividades «como las ideales. Deportivas, culturales, incluso religiosas. Esas son las actividades que atraen turismo».

En el listado de peticiones, los empresarios recuerdan al Gobierno regional «que está pendiente el decreto de campings», cuestionado por los usuarios de autocaravanas y por los ayuntamientos con áreas para estos vehículos. «Nos gustaría saber qué ocupación han tenido, ya que no nos han llamado ni para una reunión», apuntó Álvarez Almeida.