«Dejar el metrotrén inundado y un túnel de la variante cerrado es inmoral»

Francisco Álvarez-Cascos, ayer en Canal 10.
Francisco Álvarez-Cascos, ayer en Canal 10. / D. Arienza
  • Cascos dice que acabar «lo que falta de la obra tardará igual» al margen de la vía. «Lo que discutimos no es un plan de legislatura, es para una generación»

Foro no se contentará con lograr las vías de ancho internacional en el primer túnel de la variante de Pajares. Su secretario general, Francisco Álvarez-Cascos, asegura que tener el segundo «cerrado, como mantener el metrotrén inundado, me parece inmoral». Estima que «el ferrocarril de cercanías es tanto o más importante que el de larga distancia» y situó el túnel de 3,9 kilómetros excavado hace diez años como la clave para potenciar el tren en Asturias. «Debe ser Gijón la única ciudad que teniendo un metro con cuatro estaciones, no lo pone en servicio», agregó, al tiempo que recordó «las grandes manifestaciones contra la contaminación ambiental; no oigo a los defensores del medio ambiente defender este proyecto» que eliminaría parte del tráfico privado.

En su opinión, reactivar el plan de vías no pasa por ponerle un gestor, como sugiere la presidenta del PP. «Si no hay dinero, puede ser una persona encantadora, pero lo que hace falta son recursos», explicó ayer en el programa 'La Lupa', de Canal 10. Para remediar la situación reclamó «dotación presupuestaria para tener un proyecto constructivo en un plazo razonable y luego, ya con él, que se planifiquen las inversiones». A preguntas de Juan Neira, expuso que el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2017 «lo es para un semestre y ahí el ministro de Hacienda ha usado un recurso lícito, que es recortar las inversiones; a mí me preocupa el de 2018, que será para un año». Con todo, la propuesta reduce un 31% la inversión en Asturias y un 21% en el resto. «El objetivo de Foro será situar la inversión asturiana en la media del país», avisó.

La presentación de las cuentas estuvo precedida de un comunicado de Fomento accediendo a poner ancho internacional en la variante, como recoge el pacto entre el PP y Foro. «Solo cuando se empiecen a poner las vías podremos considerar que se está cumpliendo», avanzó. Con todo «celebro que haya sido el presidente Rajoy el que tomara la decisión», dijo. En su charla con el ministro de Fomento constató que veía Pajares «no como el cumplimiento de un compromiso programático ni un proyecto ferroviario para España, sino como un tramo en el que gastar el poco dinero que se tenía».

Los 145 millones de la rampa

El titular de Fomento argumentaba que «cumplir el programa suponía una inversión más costosa, en la medida que se arrastraban errores anteriores». Es el caso de los 145 millones anunciados para prolongar la vida de la vieja rampa de Pajares.

«Alguien tendrá que explicar por qué los 12.000 kilómetros de vía convencional de toda España han tenido un mantenimiento adecuado y por qué ahora hay que invertir aquí lo que no se ha hecho en veinte años». A su juicio, el deterioro fue premeditado para «prostituir» el proyecto de la variante mediante el ancho ibérico. En el conjunto del país «tarde o temprano todo serán vías de ancho internacional y me gustaría que eso lo viera mi generación, no dejarlo para la siguiente», planteó. «Lo que estamos discutiendo no es un plan para una legislatura, es para una generación». Reivindicó que la oportunidad que «brinda Foro con sus representantes, es que no se pierda para una generación la incorporación de Asturias a la red de ancho europeo». La variante «es un símbolo; como la estatua de la libertad, para nosotros es la estatua del progreso».

En última instancia, puntualizó, «en España se construyen en ancho internacional todos los corredores de alta velocidad, todos, en Valencia, Málaga o Sevilla. ¿Por qué tiene que ser éste el único que sea igual hasta León y luego no?». A su juicio «no hay razones técnicas para instalar un ancho anacrónico por capricho de algunos, basta con que se aplique la misma política que en el resto de España». Al respecto recordó cómo dirigentes de Podemos y del PSOE en Valencia reclaman allí un corredor en ancho internacional, y están «en pie de guerra» por ello.

Para Foro, «lo que queda por hacer en la variante se tarda igual en ancho ibérico como en internacional». El cambio en las vías ya montadas «es muy sencillo». Acondicionar al ancho internacional los tramos León-La Robla y Lena-Oviedo-Gijón-Avilés también «es una obra sencilla y tampoco requiere una inversión costosa». Recurrir al triple hilo es algo a lo que «no nos opondríamos si es la solución para que Asturias tenga ancho internacional, pero no es la solución ideal».

Álvarez-Cascos aseguró que por la vieja rampa «están pasando muchas menos mercancías pesadas que hace diez o veinte años» y discrepó de los ahorros que algunos estudios atribuyen a las mercancías de poder utilizar la variante. Según explicó, dada la inversión realizada, utilizar los macrotúneles exigirá pagar un canon más alto, un precio que se eleva si la mercancías es pesada. «El mantenimiento de la variante no costará lo mismo si la usan pasajeros que mercancías pesadas», señaló.