Sanidad dice que la eliminación de las tardes «ha traído una tranquilidad absoluta»

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto (segundo por la izquierda), se dirige a los asistentes al Encuentro de Residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria.
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto (segundo por la izquierda), se dirige a los asistentes al Encuentro de Residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria. / MARIO ROJAS
  • Francisco del Busto anuncia un acuerdo con la Universidad para crear un departamento de Medicina Familiar y Comunitaria

Desde el pasado día 3 de abril, los trabajadores de hospitales y centros de salud dejaron de hacer los módulos de tarde y la media hora de más en la jornada laboral impuesta en 2012 por el Gobierno central para reducir el déficit público se cumple en el turno ordinario de mañana. Han pasado dos semanas y media y, aunque «los resultados son escasos todavía», el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, sí aprecia cambios. La medida «está trayendo una tranquilidad absoluta dentro del sistema sanitario. El clima laboral es bueno y creo que en esta línea vamos a mejorar», manifestó.

Del Busto insistió en su idea de que «un sistema sanitario que no evoluciona es un sistema sanitario muerto. Y eso es algo que no queremos». Por eso no descartó nuevas medidas de ajuste. La decisión de eliminar las jornadas de tarde se tomó «tras un estudio muy detallado, durante año y pico, pero puede modificarse o cambiarse. Son acuerdos entre profesionales y gerencias que están para cumplir, pero si no se cumplen se volverá a analizar la situación y se tomarán otras directrices distintas», puntualizó.

Estas declaraciones las realizó en Oviedo antes de participar en el acto de apertura del XXV Encuentro de Residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria. Una intervención que aprovechó para anunciar el acuerdo con la Universidad de Oviedo para crear un área específica de Medicina de Familia y Comunitaria en la Facultad de Medicina, aún pendiente del visto bueno del Ministerio de Sanidad y que el martes planteará a la ministra Dolors Montserrat en la reunión que tienen prevista en Madrid. En la práctica supondrá incidir en la formación de los futuros médicos en los centros de salud, donde ahora mismo los estudiantes de sexto curso de Medicina pasan seis semanas de prácticas.

Independientemente de lo que decida el Gobierno central, la intención es seguir trabajando en la creación de un departamento propio de Medicina Familiar y Comunitaria en la Universidad de Oviedo, para que esta especialidad cuente con más peso, una docencia específica y más profesores asociados. En la actualidad, los docentes de esta asignatura -que comenzó a impartirse este curso- pertenecen al departamento de Medicina Preventiva. «Es una especialidad con una parte asistencial y de gestión, pero también con una importante experiencia docente y un potencial claro en investigación», destacó el consejero.