El Comercio

Veintiocho incendios mantienen en alerta a Asturias

fotogalería

En Villamorey, en Sobrescobio, las llamas se podían ver desde las viviendas cercanas. / J. C. Román

  • El Principado ha declarado el paso a Situación uno del Plan de Incendios Forestales. Se ha conseguido controlar varios fuegos que se encuentran alrededor de la Reserva de Muniellos

El fuego sigue castigando a Asturias. Este mediodía el número de incendios forestales que se registraba en la región ascendía a 28, extendidos por un total de 13 concejos de la región. Según el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), la mayor parte de estos fuegos, 17, permanecen activos mientras que 3 están estabilizados. Una de las zonas en las que se está trabajando en este momento son los terrenos colindantes a la Reserva de Muniellos (en Cangas del Narcea e Ibias). Según ha confirmado la Consejería de Presidencia, pese a que el fuego no ha alcanzado la zona protegida, sí que hay varios incendios controlados alrededor de ella y que se están atacando desde dos flancos.

En este momento, los fuegos que se registran son los siguientes: Allande (2), Belmonte (1), Cabrales (1), Cabranes (1), Cangas de Onís (3), Grandas de Salime (1), Ibias (2), Llanes (10), Parres (1), Peñamellera Baja (1), Tineo (1), Valdés (2) y Villayón (2).

La gravedad de la situación ha hecho que el SEPA solicite al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) la movilización de un helicóptero bombardero de gran capacidad y un hidroavión, para la extinción de los incendios forestales declarados en Asturias. Por su parte, el Consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha declarado el paso a Situación uno del Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (Infopa), que contempla una escala de 0 a 3 situaciones en función de la simultaneidad de los incendios forestales. Se considera situación 1 aquella en la que los incendios forestales requiere para su extinción el concurso de medios, procedimientos y protocolos de uso habitual con la aplicación de operativos especiales.

En la zona del Occidente asturiano, algunos puntos como Grandas de Salime amanecía hoy cubierto de un intenso humo. Las cenizas del incendio situado a orillas del a embalse en el monte del Ferradal llegaban incluso hasta la capital del concejo. En estos momentos, los medios aéreos actúan en la zona para extinguirlo.

Evolución de los incendios en Ibias

En Omente hasta las 4 de la mañana el fuego se acercó a escasos 50 metros de las casas. Uno de los frentes ya ha cruzado el reguero entre Alguerdo y Omente.

En estos momentos están trabajando, sofocando el incendio: cinco bomberos, dos cooperativas, la Brif de Tinero, un helicóptero y se ha solicitado un hidroavión al Ministerio.

La Alcaldía pide la máxima colaboración ciudadana, si existe algún indicio de fuego se debe llamar al 112, cuanto antes se de el aviso «menores serán las consecuencias y mas fácil será extinguirlo», dice Silvia Méndez, alcaldesa de Ibias.

Ayer, eran dieciocho los concejos que permanecían en riesgo por la presencia de veintiséis incendios activos, algunos de ellos, cercanos a viviendas. La zona oriental ha sido la más afectada, con ocho focos declarados solo en el concejo de Llanes. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, visitaba por la tarde, junto al alcalde llanisco, Enrique Riestra, las inmediaciones del foco declarado en Purón. «La mayor parte de los incendios que están activos son provocados, manifestó el consejero, que pedía la colaboración ciudadana para dar con los responsables.

A falta de perimetrar la superficie afectada y determinar el tipo de superficie quemada, el consejero apuntaba que el fuego habría dañado principalmente a zonas de monte bajo y repoblación. «El primer objetivo es defender a las personas, a los bienes y a la repoblación por su valor paisajístico y de equilibrio medioambiental», señalaba Martínez.

más información

  • CSI denuncia el «caos organizativo del SEPA» en esta nueva oleada de fuegos

  • Temperaturas en ascenso y viento sur en el interior

  • El viento obliga a precintar la Laboral y deja un reguero de incidentes en Gijón

  • El fuego recorre Asturias

  • Así sopla el viento en el Principado de Asturias

  • El concejo de Llanes, el más afectado por los fuegos

  • La previsión del tiempo en Asturias

En el llanisco valle de Mijares, entre las localidades de Purón y La Pereda, casi todos los vecinos denunciaban que las quemas son una constante habitual con buen tiempo y vientos del nordeste. «Las fuegos son visibles a diario y se quema lo que ya estaba quemado hace meses», opinaban la mayoría de los lugareños. José Enrique González Sordo, vecino de La Galguera, ve «bien las quemas controladas», pero sostiene que los incendios de los últimos días «no eran necesarios porque el monte no tenía mucha maleza». En un largo catálogo de quejas, María Sellés, que sí se manifestaba partidaria de las quemas controladas, matizaba que frente la situación actual «no hay ningún control; el Principado y el Ayuntamiento no hacen nada; los ganaderos van a lo fácil; es una vergüenza tener ocupados a los bomberos en estas labores, y los particulares, propietarios de plantaciones de eucaliptos, pierden mucho dinero».

En San Roque del Acebal, Pedro Pérez Sordo, ganadero jubilado de 74 años, ofrecía una versión diferente de la situación: «Los ganaderos llevan cinco años pidiendo permiso para realizar quemas controladas y no se les concede».

Focos reavivados

En el occidente, el fuego afectó a los concejos de Ibias, Narcea, Tineo, Villayón, Allande y Valdés. Los más graves fueron los declarados en Villalaín (Allande) y Valvaler (Ibias), que obligaban a las diez y media del miércoles a decretar el nivel 1 del Plan de Incendios Forestales del Principado (INFOPA) por la cercanía de las llamas con núcleos habitados.

En las localidades de Fonteta y Villalaín, en Valdés, a última hora de ayer se reavivaban los focos declarados y los vecinos temían una noche crítica a la par que lamentaban la falta de medios. El de Concernoso fue otro de los dos incendios declarados en Valdés. El fuego llegaba ayer a escasos metros de un par de viviendas del pueblo, poniendo en peligro a sus ocho habitantes. «No pegamos ojo en toda la noche», relataba María Elena Corral, de ganadería Siello. Corral destacaba que fueron los propios vecinos quienes, con las cubas de la instalación ganadera, hicieron frente a las llamas para evitar que afectasen a las ochenta y dos cabezas de ganado de la explotación y a una de las viviendas contiguas. «Estoy segura de que fue provocado, ahora hay muchas quemas desde que permiten echar a pastar», apuntaba Corral.

Durante el día de ayer, el Ministerio de Agricultura trasladaba a la Consejería de Desarrollo Rural que las áreas afectadas por incendios no autorizados no serán admitidas para recibir ayudas de la PAC y las subvenciones tampoco serán percibidas hasta que se recupere la cubierta vegetal.

En las labores de extinción de los incendios declarados en Asturias han colaborado en las últimas cuarenta y ocho horas casi ciento cincuenta personas, entre bomberos del Servicio de Emergencias (SEPA), empresas y cooperativas forestales, la guardería forestal del Principado y las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) de Tineo y Ruente (Cantabria), así como cinco helicópteros.

Por su parte, la sección sindical de la CSI del SEPA critica, en un comunicado, «el caos organizativo del SEPA durante esta nueva oleada de incendios». Y por ello solicitan una mesa negociadora para tratar la reestructuración del Servicio de Emergencias del principado de Asturias.

El sindicato reivindica una reorganización integral del servicio, incluyendo una modificación de los actuales horarios para que todo el personal de intervención este al turno de 24 horas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate